lunes, 3 de abril de 2017

Santo Domingo, un gran convento pegado al Camino Portugués histórico a su paso por Tui




HdC. Tui es la cabeza –en Galicia- del Camino Portugués. Por esa ciudad –núcleo del reino suevo en esa comunidad española y capital de una de las siete provincias en que siglos después se dividió el territorio, pasó la aplastante mayoría de peregrinos lusos, que cruzaba el ancho río Miño en unas frágiles embarcaciones que sólo quedan en el recuerdo y como algo típico que se saca muy de tarde en tarde. 

Tui posee, también, un impresionante casco histórico con la catedral principalmente gótica presidiéndolo. Un conjunto de edificios sin par en los que es difícil resaltar alguno sin caer en la injusticia de silenciar otro. Y por esas cosas raras que nunca tienen una explicación clara, la iglesia y antiguo convento de Santo Domingo ha quedado un poco a la sombra de otros templos. Y, sin embargo, conforma un conjunto magnífico.

Dice el historiador gallego Ángel del Castillo que la documentación deja bien claro que existió antes del 1290, pero cierto es que la iglesia actual es muy posterior y se consagró en el 1534… cuando todavía faltaba mucho tiempo para que concluyeran las obras: fue en 1730. Ofrece una planta de cruz latina, con una nave y otra de crucero, así como tres ábsides poligonales.

La iglesia de Santo Domingo, ante la que pasa el Camino Portugués, alcanza por méritos propios la categoría de hito de ese itinerario. Recientemente ha recibido el respaldo oficial por parte de la Xunta de Galicia un segundo Camino Portugués, por la costa (A Guarda-Baiona-Vigo), pero carece de rigor histórico y no se tiene ninguna documentación sobre él.