miércoles, 31 de enero de 2018

El Bowes Museum, la próxima joya del Camino Inglés




HdC. La recuperación gradual del Camino Inglés en el norte de Inglaterra, muy cerca de la frontera con Escocia, es un hecho. Desde hace tres años el Xacobeo -la empresa pública gallega encargada de la promoción y difusión de las rutas jacobeas en todo el mundo- ha apostado por colocar en el mapa el origen del Camino Inglés, que no es otro que la abadía de Finchale. Y lo que empezó como una mera reunión entre un enviado del Xacobeo y una profesora de la cercana Universidad de Durham se ha convertido en un movimiento con fuerza que implica una nueva asociación de amigos del Camino de Santiago, dos peregrinaciones, en marcha una tercera (el 17 de marzo), dos colegios implicados y, ahora, el Bowes Museum.

El Bowes Museum es un palacio afrancesado llamado Barnard Castle que alberga la mejor colección de pintura española privada en Gran Bretaña y que está interesado en la recuperación de los viejos caminos de peregrinación medievales con el convencimiento de que la zona lo cruzaba uno de ellos. En esa labor está metida de lleno esa nueva asociación de amigos británica.

Esa impresionante colección no tiene obras centradas en los peregrinos como tales, pero sí algunas que rápidamente se relacionan con ese fenómeno europeo de ir a Compostela. Por ejemplo, de embarcaciones similares a las que tuvieron que ser usadas, o bodegones que muestran el tipo de comida usual por entonces. 

El Bowes Museum no es, todavía, un hito en el Camino. Pero aspira a serlo y, sin duda, lo será.

miércoles, 24 de enero de 2018

János Zádori, peregrino desde A Coruña



HdC. “Aunque en Santiago había tres fotógrafos, ninguno de ellos tenía fotos de la catedral”. Son palabras del sacerdote húngaro János Zádori y recogidas en su libro Viaje a España. El viajero, que va a ser objeto de estudio en Oroso a lo largo del 2018, hizo el Camino Inglés desde A Coruña hace 150 años: en septiembre de 1868.

Zádori llegó en unos momentos en los que la fama de A Coruña no era siempre positiva. El húngaro escribe: “La guía de Delavigne dice que la ciudad es inmoral por su puerto; sin embargo yo, ni aquí ni en ninguna otra parte de España, vi mujeres desvergonzadas por la calle, cosa que está a la orden del día en Budapest o en Viena”.

En su obra se explaya en describir Santiago: “La magnífica catedral es una gigantesca mole de piedra, tan oscurecida por los siglos que ya parece negra”, y añade algo sorprendente: “Se necesita mucho tiempo para que el extraño pueda orientarse en el interior”.

Texto completo en Joyas de Galicia.

lunes, 8 de enero de 2018

A Peregrina, una iglesia cuya planta tiene forma de vieira en Pontevedra


HdC. El Camino Portugués entra en Galicia por Tui. Ahora se hace pasar también por A Guarda, población costera por la que en la documentación consta que pasó un solo peregrino histórico, italiano para más señas.

Pero en realidad esa ruta jacobea entró siempre por Tui, y tras dejar atrás Redondela y Arcade llegó y llega a la ciudad de Pontevedra. Y en ella se alza un auténtico tesoro al cual el peregrino debe dedicar un buen rato. Es A Peregrina -en realidad, la iglesia de la Virgen Peregrina-, situada en pleno centro y cuya planta tiene la forma de… ¡una vieira, el símbolo de la peregrinación a Santiago!

A partir de los siglos XV y XVI la afluencia de devotos a Compostela baja de una manera espectacular. Varias son las causas de ello, entra las que se cuentan las guerras en Europa, la peste negra y sus secuelas, el extravío de los huesos de Santiago y, desde luego, la influencia de la Reforma luterana. Y cuando muy pocas personas marchaban por el Camino Portugués, en 1778 se comenzó a construir A Peregrina, hoy con una imagen de la Virgen que data del XIX.  

El edificio requirió 16 años de obras, es monumento histórico-artístico desde 1982 y BIC desde el 2011, y se levantó siguiendo las directrices del barroco pero ya sin mucha fuerza expresiva, recurriendo al austero neoclásico (ahí está su retablo mayor, de 1789, para demostrarlo). Fue protagonista, contra su voluntad, de una tormenta en 1795: los fuertes vientos y los rayos lanzaron al suelo parte de su torre norte, que tuvo que esperar nada menos que 80 años para ser restaurada. Eso sí, desde entonces tiene pararrayos.

jueves, 28 de diciembre de 2017

Los Caballeros de la Orden de Santiago



O.G.A. Nació en 1170 para la defensa de Cáceres frente a los almohades. Mantuvo las hospederías-hospitales para peregrinos, a los que protegía de los peligros del Camino. Fue suprimida por la primera República en 1873 y reinstaurada como asociación civil en el siglo XX. Y, como curiosidad, dio origen a la expresión “pasar la noche en blanco”. Ocho siglos largos después de su fundación, la Orden de Santiago mantiene reglas y tradiciones procedentes de la Edad Media aunque, junto con las otras órdenes de caballería (Calatrava, Alcántara y Montesa) integradas en el Real Consejo de las Órdenes Militares Españolas, adapta sus fines a los tiempos actuales incluyendo el benéfico-social y el histórico-cultural a los de santificación personal, culto divino y defensa de la fe.

Entre los caballeros ilustres que formaron parte de la Orden de Santiago a lo largo de su historia, y además del Rey Felipe VI –también Gran Maestre y Administrador Perpetuo del Real Consejo- destacan Alfonso de Borbón y Battenberg; los conquistadores Hernán Cortés, Pedro de Alvarado y Francisco Pizarro; el marino Fernando de Magallanes; los escritores Francisco de Quevedo y Pedro Calderón de la Barca y el pintor Diego Velázquez. La Orden cuenta actualmente con 69 caballeros.

En la actualidad, la Orden colabora en el sostenimiento de los albergues para peregrinos del Camino y tutela el Hospital de Santiago de Cuenca, además de participar, junto con las restantes órdenes, en actuaciones sociales y culturales impulsadas por el Real Consejo.

Consulta el texto completo en el número 13 de Joyas de Galicia.

Imagen: AYTO. DE SEGURA DE LA SIERRA

martes, 26 de diciembre de 2017

Torres de Oeste, testigos del paso del Apóstol Santiago




HdC. Dice la tradición que el Apóstol Santiago, ya sin vida, llegó a Galicia surcando la ría de Arousa, remontó el río Ulla que la alimenta y atracó en la localidad de Padrón, donde hoy se conserva el Pedrón o piedra donde fue atada su barca y que se conserva bajo el altar mayor de la iglesia de Santiago. Y cuando el Ulla todavía es ruidoso y ancho pero comienza a perder dimensiones quizás se alzara, ya entonces, el Castellum Honesti, en terrenos que hoy pertenecen al municipio pontevedrés de Catoira. Lo que sí es seguro es que por lo menos en ese enclave estratégico para controlar quién pasa por allí ya había un castro o aldea prehistórica. Y encima de ese castro y de esa fortificación romana fueron levantadas en épocas medievales las Torres de Oeste, siete, de las cuales tres permanecen en pie y son bien reconocibles, junto a una capilla románica. Se trata de un yacimiento arqueológico excavado en una ínfima parte, así que todavía guarda muchos secretos.

¿Para qué se levantó así esa fortaleza? Desde luego, no para contar peregrinos: por ahí raro es el que pasó. Pero sí se registraron varias invasiones vikingas y normandas que tenían como objetivo Padrón primero, el centro político, religioso y económico de Galicia; y Santiago después.

Hoy en día las torres constituyen un hito del Camino del Mar de Arousa, oficialmente reconocido como jacobeo y que cada mes de julio docenas de barcos remontan en colorida comitiva gracias al interés de una asociación sin ánimo de lucro. Y todo el mundo gira la cabeza y guarda un respetuoso silencio al pasar frente a las Torres de Oeste.

PD/ No falta quien escriba Torres “del” Oeste, como si se tratara del punto cardinal. Error. Oeste es un topónimo que procede del Honesti latino.

jueves, 2 de noviembre de 2017

A Magdalena, una capilla en el Camino Francés a su paso por la provincia de Lugo




HdC. Millones de peregrinos han pasado delante de una muy sencilla capilla y prácticamente todos se han parado, impresionados, ante ella. Aquí no hay monumentalidad, sino simpleza de líneas, el excelente granito gallego y poco más. Porque ni siquiera es seguro que hubiese formado parte de un hipotético hospital medieval de peregrinos, como aseguran algunos.

Esto es Ventas de Narón, minúsculo lugar al que se llega después de una muy sostenida subida desde Portomarín, tanto que incluso después de esta localidad se abrió un albergue público porque había quien llegaba escaso de fuerzas. Procede cruzar por un ancho puente la carretera que va de Lugo a Ourense y ahí se encuentra Ventas de Narón y su capilla de A Magdalena. Un lugar legendario, ya que no falta quien refiera que en esas lomas se combatió nada menos que contra el emir de Córdoba, que, claro está, trataba de aplacar de una vez por todas a los indomables gallegos.

Tómese un descanso en las mesas de al lado. Hace falta recuperar el aliento porque a partir de ahí comienza el ascenso a la sierra de Ligonde. Palabras mayores.

jueves, 26 de octubre de 2017

Santa María del Manzano, en el Camino Francés, un viejo emblema de la burgalesa Castrojeriz


HdC. Además de las ciudades y las grandes catedrales de Pamplona, Burgos y León, el peregrino que recorre el Camino Francés vuelve a su casa con un nombre grabado para siempre en la memoria: Castrojeriz. Y en esa pequeña localidad burgalesa se alza Santa María del Manzano, un gran templo cuya primera piedra se colocó en 1214 porque así lo decidió la reina de entonces, a la sazón Berenguela de Castilla (madre de Fernando III el Santo). Y se levantó al pie del cerro culminado por el conocido castillo, como queriendo gozar de su protección.

Claro que no todo es nítido y surge la pregunta de siempre en estos casos: ¿había en ese solar un templo anterior? La respuesta es afirmativa, prácticamente sin duda alguna: existió antes otro templo, y hay que recordar que Castrojeriz tiene sus propios fueros desde el año 974, lo cual lleva a pensar que por supuesto se oraba en una capilla, ermita o lo que fuese. Pero ¿en el mismo solar? Todo apunta a que no.

Diversos nobles y reyes beneficiaron a Castrojeriz, hasta el punto de que si alguien los insultaba o los trataba violentamente cuando estaban dentro de sus casas se veía obligado a pagar la cuantiosa multa de 500 sueldos.

Desde 1974 la iglesia -en otros tiempos colegiata y con profundas reformas en el siglo XVIII- es Bien de Interés Cultural. Y con toda justicia.


Imagen de José Antonio Gil Martínez [CC BY 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], vía Wikimedia Commons

lunes, 23 de octubre de 2017

Augalada, una iglesia en Santiago con un peregrino grabado en su exterior




 HdC. La de Augalada es una sencilla iglesia -en realidad su categoría es la de capilla- situada en el municipio de Santiago. Un templo rural, al norte de la ciudad, escasamente visitado excepto por los vecinos y por los peregrinos que recorrían el Camino Inglés.

El edificio tiene dos partes claramente diferenciadas: toda la de abajo es románica, al igual que los estupendos ábsides, y el resto es muy moderno.

Un gran contraste, porque lo nuevo es vulgar y lo viejo es sensacional. Empezando por los monstruos mitológicos que enmarcan la entrada y continuando por los trabajos decorativos de los ábsides.

Pero lo que convierte a esta iglesia o capilla en algo único es que en el exterior, atrás y a la derecha según se mira a su fachada, está grabada en un sillar la figura de un peregrino.

Una anotación final: con el nuevo trazado diseñado por la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta el Camino Inglés ya no pasa por ahí desde hace unas semanas, sino por pistas asfaltadas alejadas y sin carácter histórico.




miércoles, 11 de octubre de 2017

Conferencia de Penélope Johnson en el Camino Inglés




HdC. En los Caminos de Santiago hay hitos permanentes y hay hitos temporales. Los unos sueles ser monumentos; los segundos, la presencia humana en algún sitio o acto significativo. Y uno de estos últimos tuvo lugar recientemente en el municipio coruñés de Oroso, en pleno Camino Inglés, cuando en el escenario del I Encuentro Internacional impartió una conferencia sobre lenguaje y peregrinación la profesora Penelope Johnson. Esta profesora pertenece al claustro de la universidad de Durham, que a su vez es la tercera en importancia en Gran Bretaña (tras Oxford y Cambridge, o viceversa), y Durham es la cabeza del Camino Inglés puesto que ahí se encuentra la abadía de Finchale, punto de partida de los peregrinos.

El Ayuntamiento de Oroso se apuntó un buen tanto a la hora de traer a la profesora Johnson, y logró que impartiera su primera conferencia en España. Todo un hito.

lunes, 9 de octubre de 2017

300 metros por tierra, kilómetros por asfalto





HdC. No es la ironía el tono de este blog, dedicado a reseñar e informar sobre los hitos de los Caminos de Santiago. Siempre hay una excepción. Esa sería declarar hito del Camino a esos 300 metros de tierra (en la fotografía) que se recorren en el nuevo trazado de la ruta jacobea entre Sigüeiro y Santiago. Porque en efecto, en vez de ir por tierra y por la izquierda de la carretera nacional, cruzando un gran bosque de pinos, desde hace unos días discurre por la mano contraria y por pistas asfaltadas en las que los árboles escasean. Tan sólo esos 300 metros para aliviar el esfuerzo del peregrino que se ha animado a conocer el Camino Inglés.