lunes, 10 de septiembre de 2018

Alberguería, un rincón jacobeo en la Vía de la Plata

 
HdC. Después de afrontar una exigente subida que, en realidad, comienza en Laza, 12 kilómetros atrás, los peregrinos que recorren el Camino Sanabrés o la Vía de la Plata se encuentran con una sorpresa al entrar en Alberguería. La localidad es apenas una aldea al lado de la carretera, con una iglesia pequeña y con dos curiosos óculos en la fachada y muchas casas vacías, demasiadas.
 
Sin embargo, en medio de la población se encuentra el Rincón del Peregrino, un curioso establecimiento en el que durante años los caminantes han ido dejando conchas de vieiras firmadas y convenientemente atornilladas a las paredes. Las dos estancias con que cuenta el bar e incluso la fachada se encuentran cubiertas de ellas, y resulta entretenido detenerse unos minutos a leer los mensajes que han escrito quienes han parado aquí antes.
 
El bar cuenta con un pequeño albergue privado al otro lado de la calle.
 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario