lunes, 8 de agosto de 2016

Santa María de Sala (Cataluña) una ermita románica a salvo de la especulación urbanística




HdC. Sin entrar para nada en aspectos políticos, lo cierto es que el nuevo gobierno catalán ha abandonado de manera manifiesta el cuidado y la promoción del Camino de Santiago que tanto había mimado antes, lo cual incluía la publicación de una práctica, completa y bien diseñada guía en dos tomos.

Pero con el respaldo de la Generalitat o sin él, Cataluña encierra auténticos tesoros relacionados con el Camino de Santiago, como la ermita románica de Santa María de Sala. Para situarse, el cruce que lleva hasta ella –y que implica un mínimo desvío de la ruta jacobea- está entre Sant Genis y Jorba. Se halla relativamente aislada, fuera de terrenos que pudieran ser objeto de especulación urbanística, y el resultado es un edificio y un entorno muy bien conservados, aunque lejos quedan los tiempos de romerías y fiestas. Una de esas romerías de 1910 adquirió tal relevancia que se levantó una cruz conmemorativa para que no se olvide jamás.

La ermita está documentada desde el año 1185, y se define como una construcción de nave única cubierta con bóveda apuntada. Su elemento más significativo es una puerta de medio punto que se abre al mediodía y excepcionalmente decorada.  

Foto: joan ggk [CC BY 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], via Wikimedia Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario