miércoles, 17 de agosto de 2016

El misterio de un hito del Camino que antes se intentaba no visitar


HdC. Todo el arte que ya permite intuir la fotografía adjunta y muchísimo más que no ha sido recogido por la cámara pertenecen a un gran hito del Camino… que sorprendentemente se encuentra en una vía secundaria del Francés. O para ser más exactos, en un ramal que hoy vive momentos de auge y que antaño no lo tuvo. Al contrario, cedió su posible protagonismo a un trazado en el que se levantan un par de humildes iglesias y nada más.

¿Cuál es el misterio? ¿Tenían mal gusto los peregrinos medievales? En absoluto. Pero los enemigos clásicos de los caminantes eran tres: los ladrones (los había en este ramal y en el más frecuentado), las llagas (no hacían distinción de rutas) y los curas y frailes. Y en este edificio cuya fachada, en detalle, recoge la fotografía había muchos, y por el otro lado, un par de ellos. De manera que el peregrino, puesto a dar limosna, prefería evitar los “muchos” y elegía el “par de ellos”, por bien de su bolsa. 


Claro está que los tiempos han cambiado y puestos a disfrutar, qué mejor que ver arte, mucho arte.
Queda un último detalle. ¿Dónde fue hecha la foto? Pertenece a la iglesia del gran monasterio de Samos. Camino Francés, Lugo puro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario