martes, 5 de abril de 2016

Santa Maria del Camí, el Camino en Cataluña





HdC. “Muy pocas casas y dos iglesias”. Así describía recientemente un peregrino a la localidad de Santa María del Camí, un núcleo minúsculo perteneciente al municipio catalán de Veciana recorrido por el Camino de Santiago. Cerca pasa la autopista A-2, que ciertamente afea algo el paisaje

Pero el peregrino se va a fijar más en los templos, que están a pie de la carretera. El románico le va a llamar más la atención, pequeña joya jacobea que en su día fue una capilla asistencial en el camino real que unía Barcelona con Zaragoza. La documentación no deja lugar a dudas: en el primera mitad del siglo XIII se convirtió en priorato y pasó a depender del monasterio de Santa Cecilia de Montserrat, el cual envió allí a algunos monjes.

Dando un salto en el tiempo, en el XIX pasó a ser el corazón espiritual de una parroquia, hasta que en el año 1919 dejó de tener culto, algo que benefició a la otra iglesia. La buena noticia es que fue restaurada en 1975.

Y el peregrino se fija, sobre todo, en su ventana de estructura circular que se conserva en el centro del ábside, confeccionada con dovelas radiales. Además, llama la atención el escudo heráldico de Montserrat, que se distingue en la dovela central de la puerta de acceso. Una y otro, dos pequeños pero valiosos hitos del Camino.

Foto de María Rosa Ferre (CC 2.0)

No hay comentarios:

Publicar un comentario