lunes, 28 de septiembre de 2015

Salvado el hospital de peregrinos de San Juan de Acre (La Rioja)


El hospital de San Juan de Acre es un hito viajero, sea dicho con cariñosa ironía.

Nació en la Edad Media para, como tantos otros, acoger a peregrinos, dentro de lo que hoy es el municipio riojano de Navarrete (topónimo que significa Puerta de Navarra). El almanaque marcaba el año del Señor de 1185 cuando se colocó la primera piedra, y mientras los obreros hacían su trabajo, los soldados no quitaban ojo al horizonte. Y es que en aquellos momentos Navarrete era justo la frontera entre la zona musulmana y la cristiana, y los encontronazos fueron de ida y vuelta.

A la hora de buscar nombre al hospital, muchos años más tarde alguien recordó la gran defensa que en 1291 los caballeros de la orden de Malta hicieron, infructuosamente, de las murallas de Acre, hoy en Israel.
Esas instalaciones cumplieron su función y languidecieron, al igual que todo el Camino de Santiago, así que en el XIX aquello se venía abajo y se decidió derribarlo. Pero, ¿qué hacer con su magnífica portada románica? Nueva idea: convertirla en una portada viajera y trasladarla como acceso principal al cementerio.
El interés por este hito del Camino despertó a finales de la centuria siguiente, y en 1990 comenzaron las excavaciones: aparecieron los muros principales del hospital y cuatro enterramientos.

Imagen de las ruinas, procedente de la web Románico Aragonés vía Arquivoltas.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario