miércoles, 30 de septiembre de 2015

Quinto centenario de la fundación de Santiago de Cuba

 
HdC. Primera capital del país, objetivo de ataques de piratas y filibusteros, centro de acciones de la Guerra de Independencia cubana y de la Revolución, Santiago de Cuba es todo un muestrario vivo de la historia de la isla. La ciudad, una de las más hermosas del Caribe, cumplió 500 años este verano.
 
Su fundador, el segoviano Diego Velázquez de Cuéllar, dejó testimonio de cómo se creaba una ciudad desde la nada en aquellos tiempos de conquista: "Se juntaron todos en el puerto de Santiago para dar orden en las cosas que se habían de hacer... y todos juntos vieron aquel puerto de Santiago, y les pareció muy bien, y hallaron muy apropósito del sitio un sitio para pueblo (...) Que por devoción de V. A. pusieron nombre a aquel puerto de Santiago”. La fecha oficial de fundación se fijó en el día del que sería su patrón, Santiago, el 25 de julio de 1515.
 
Desde entonces, por la ciudad no han dejado de pasar los principales acontecimientos históricos que ha vivido la isla: su primer alcalde fue nada menos que Hernán Cortés; su oro financió parte de las desdichadas aventuras españolas en el continente y atrajo a no pocos corsarios; su ron, el producido por el catalán Facundo Bacardí, triunfó mundialmente; un levantamiento en sus calles, en 1895, atizó la llama de la independencia de España; y en sus montes anidó el germen de la Revolución cubana, ya en el siglo XX, con el asalto al cuartel de Moncada (1953) y las operaciones guerrilleras en la cercana Sierra Maestra.
 
La ciudad se hermanó con Compostela hace ya veinte años, y en su antiguo escudo, que ilustra este texto, se reflejaban los vínculos con la capital gallega: cruces de Santiago y una efigie del Apóstol adornaban la insignia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario