lunes, 31 de agosto de 2015

El Desierto de Las Palmas (Castellón), en el Camino del Sureste a Santiago


MSF. La Vuelta Ciclista a España atraviesa hoy el alto del Desert de Les Palmes (Desierto de Las Palmas, en valenciano), una hermosa montaña a espaldas del pueblo costero de Benicàssim (Castellón). Por lejano que parezca el lugar, por él pasa uno de los Caminos de Santiago más recientemente explotados, el del Sudeste en su vertiente levantina.







Lejos de ser un lugar inhóspito (salvo para los muchísimos ciclistas que afrontan sus empinadas rampas), el Desierto de Las Palmas es un lugar lleno de vegetación cuya denominación proviene del retiro de monjes carmelitas que, en el siglo XVII, se establecieron en la zona. De la primera época subsisten las ruinas del monasterio original, sustituido en el XVIII por uno nuevo, algo más arriba. En lo alto de la montaña, junto a las antenas de telecomunicaciones, se existe una ermita, hoy habitada por dos voraces gatos, dedicada al monje Bartolo, que vivió allí en absoluto retiro.



Mirador privilegiado sobre el Mediterráneo, es un lugar tan bueno como cualquier otro para comenzar a andar hacia Compostela, a más de mil kilómetros de distancia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario