jueves, 23 de julio de 2015

Razones para parar en Zafra, en el Camino del Sudeste




HdC. La extremeña Zafra queda a medio camino entre Sevilla y Mérida. Es la Restituta Iulia Imperial de la época romana, cuando miraba a Hispalis al sur y a Emerita al norte. Es también la Safar o Sajra (lugar escarpado) de la dominación árabe, y en el año 1229 pasará a manos cristianas conducidas espada en mano por el rey leonés Alfonso IX. Ya en épocas recientes, en 1883 el rey Alfonso XII le concedería el título de ciudad y desde 1965 está considerada conjunto histórico nacional.

Y por Zafra pasa desde el siglo XIII el Camino del Sudeste, que en toda esa parte de España sigue una vía romana que con el tiempo recibió el nombre de Vía de la Plata. Una vía que a la altura de Benavente se desvía a la izquierda para acometer los altos de Padornelo y A Canda y entrar en la provincia de Ourense.
El peregrino debe detenerse en Zafra para admirar el alcázar de los duques de Feria, edificio del siglo XV y hoy parador de turismo, con una torre de homenaje de casi 30 metros de altura por 12 de diámetro. La Puerta de Palacio era una de las ocho de las murallas de la ciudad, mientras el convento de Santa Clara fue fundado en 1430 y guarda en su interior la Virgen del Valle, en alabastro y nada menos que del siglo XIII.

3 comentarios:

  1. hay restaurantes y cafes buenos, y un fisioterapista alla, tambien! Importante para los peregrinos!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu aportación Christine, y ¡Feliz día de Santiago!

    ResponderEliminar