viernes, 10 de julio de 2015

El puente de Padrón venció la furia del río Sar


HdC. Si en el post anterior nos referíamos a la localidad coruñesa de Padrón, todo un símbolo en el mundo jacobeo, hoy volvemos a ella. Pero en vez de hablar de voluntades ejemplares de un grupo de jóvenes voluntarios que pasan sus vacaciones ayudando en el Camino Portugués, en este caso es para referirnos a un hito pétreo que estuvo a punto de dejar de serlo: el puente que salva el río Sar, hoy canalizado tras haberse desbordado mil y una veces en el pasado.

Ese puente une el casco histórico con el barrio de A Trabanca, arrancando aquel de la vía que bordea la iglesia también puesta bajo la advocación del Apóstol. La obra es de 1852, pero claro está que nadie piensa que antes del siglo XIX se cruzaba a nado: había otro puente, parece ser que levantado dentro del estilo gótico y que sustituyó a otro incluso anterior. ¿Una barbaridad humana tirar el viejo y levantar este? Nada de eso: la furia del Sar de llevó todo por delante.

Al otro lado, la fuente del Carmen –reconstruida a finales del XVIII- y el convento. Ahí está el albergue, que no abre hasta bien entrada la tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario