viernes, 27 de febrero de 2015

La iglesia de A Lastra (Baleira) esconde un secreto del siglo XV



HdC. La lucense y montañosa A Fonsagrada ha quedado atrás y, con todavía unas cuantas subidas fuertes por delante, el Camino Primitivo comienza a descender para alcanzar Castroverde, antesala de Lugo e indicador geográfico y toponímico de que se avecina una zona de colinas (“outeiros”, en gallego) cuando no planicies. Los topónimos de referencia son, después de A Fonsagrada, la aldeíta de A Degolada, con un templo minúsculo de San Lorenzo vecino del mojón 143,911, la de Couto, el alto de A Lastra y, ya en el descenso, la localidad homónima, que se abre a ambos lados de la carretera otrora infernal y ahora muy ancha y con muy buen firme.

Y en A Lastra abre sus puertas la iglesia puesta bajo la advocación de San Juan Bautista, sencilla y en impecable estado tras la profunda rehabilitación que tuvo la suerte de sufrir hace algo más de un decenio. Muestra una sola nave, rectangular con cubierta a dos aguas y sacristía ocupando buena parte del lateral izquierdo.

Pero lo más interesante está dentro. Ahí llama la atención primeramente su artesonado, luego su pila bautismal y, sin duda, su altar neoclásico de principios del siglo XIX. Y en este último destacan dos tallas barrocas que, al parecer, proceden de una iglesia que ocupó anteriormente ese mismo solar: San Juan Bautista y San Francisco de Asís, datadas entre 1719 y 1941. 

Una vez allí, otra imagen reclama una mirada: es la que representa a la Virgen María con el Niño, y esta sí que es muy anterior: siglo XV. ¿De dónde procede este precioso hito del Camino?





No hay comentarios:

Publicar un comentario