viernes, 28 de noviembre de 2014

Hitos (colectivos) olvidados


HdC. Hay hitos en los Caminos de Santiago que se dan por descontados. Llevan poco tiempo ahí, no son monumentos ni se merecen una visita, pero sin ellos la peregrinación sería más, mucho más difícil. Por ejemplo, la señalización. Porque marcar todos los cruces desde Roncesvalles para acá fue un auténtico hito, por mucho que existan puntos negros –que existen- que cada vez lo son menos gracias a la labor conjunta aunque desigual de administraciones y caminantes. La flecha amarilla, ese gran invento de Elías Valiña, el cura de O Cebreiro cuya muerte tuvo lugar hace ahora 25 años, corrige cualquier problema. En ocasiones con picaresca incluida, atribuible en el ciento un por ciento de los casos a algún pícaro hostelero. Pero incluso en la Prolongación de Fisterra y Muxía, en plena Costa da Morte coruñesa, es posible ver las flechas amarillas: por la izquierda, a Muxía; por la derecha, al fin del mundo. ¿Es posible decirlo más claro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario