martes, 28 de octubre de 2014

¿Cuánto cuesta hacer el Camino de Santiago?




HdC. Esta entrada la tenemos en el blog desde agosto de 2010, pero se nos ha ocurrido actualizarla para para comprobar si el post antiguo está o no desfasado. En ¿Cuánto dinero se necesita para hacer el Camino? hablábamos de un gasto medio de 20 a 30 euros por jornada, incluyendo cama y manutención.

Desde entonces la cosa ha cambiado algo. Refiriéndonos al Camino Francés, con el notable incremento del número de peregrinos debemos tener en cuenta que no siempre vamos a conseguir plaza en los albergues de propiedad pública, siempre más económicos. Por ello, para la noche en albergue de peregrinos debemos destinar un mínimo de 10 € por jornada, obteniendo a cambio cama en salas de 4 a 14 plazas en literas; fundas de un sólo uso para el colchón y almohada; ducha con agua caliente; e instalaciones que en la mayor parte de los casos incluye el uso de una sala de descanso común, cocina, lavadora y -con suerte, sobre todo si se viaja en invierno- secadora. Algunos albergues privados pueden subir hasta 15 €, aunque desayuno incluido.

Los albergues de entidades y administraciones públicas han fijado también precio -de 6 a 9 euros- para lo que hasta hace muy pocos años era formalmente gratuito, aunque el buen peregrino dejase siempre una ayuda para limpieza y mantenimiento. Otros cuentan con alguna habitación privada a un coste medio de 30 € (habitación doble) o 40 € (habitación triple, o doble con cama supletoria).

Sobre los restantes gastos, todo dependerá de cómo organice cada cual su Camino. El desayuno puede ser de súper o de cafetería, pero si desayunamos como se debe (al menos zumo, leche, cereales) tendrá un coste de 2,5 a 3,5 €. Los menús del día destinados a peregrinos estarán entre 8 y 12 € en la mayor parte del Camino.

Con estos precios, y sin hacer ningún tipo de exceso, va a resultar que nos harán falta como mínimo unos 25-30 € diarios para poder dormir, desayunar y hacer al menos una comida caliente al día, dando por hecho que la segunda -comida o cena- la haríamos abasteciéndonos en un súper. Nos quedaría un pequeño remanente para una urgencia, por si tenemos que reponer algo de botiquín, renovar piezas de ropa o cualquier otra necesidad que en Camino siempre puede surgir.


2 comentarios:

  1. Muy bueno. Cuando hablo de Camino casi nunca penso en los gastos (!!!) Y cuando penso en mi Camino Portugués, eso si ha sido un Camino económico...(casi miserable, casi medieval...) madre mia. Muy bueno el texto Hitos. Para nosotros ya acostumbrados y para los que vienen por primera vez: a preparar los bolsillos ;)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ivy, esperemos que ayude a programarse a los que lo están preparando por primera vez.

    ResponderEliminar