martes, 11 de febrero de 2014

Una preciosa y sencilla capilla testimonia que Sarria contó con un lazareto desde el siglo XVI

HdC. Sarria contó con un lazareto desde el siglo XVI. Un edificio que doscientos años más tarde pasó a ser hospital de peregrinos, tomando el nombre de Obra Pía de San Antonio y San Lázaro. ¿Queda algo de él? Queda… pero reconozcamos que muy poco: tan sólo una capilla de una sola nave, de tanta sencillez como elegancia que la convierten en uno de los hitos más entrañables del Camino Francés a su paso por la provincia de Lugo.

Se accede a ella por un arco de medio punto, abierto en una fachada pentagonal con espadaña simple, todo ello reconstruido en el XVIII puesto que la obra original amenazaba con venirse abajo. A destacar el retablo, que, para completar el período cronológico, es del XVII y está presidido -¡cómo no!- por una imagen de san Lázaro, con santa Marta y santa Lucía a los lados.


En suma, una parada recomendada. Y hay que decirlo bien alto, porque al ser multitud los que empiezan en Sarria el Camino arrancan sin verla, y eso sí que es una pena.

2 comentarios:

  1. Buen comentario sobre un pequeño monumento que puede pasar desapercibido y que tiene su importancia.
    ¿Por qué en muchas localidades del Camino el hospital de leprosos estaba a la salida y no a la entrada? Creo que en caso de estar a la entrada de los pueblos, se evitarían contagios

    ResponderEliminar
  2. Curiosa observación, Emilio, tendríamos que investigarla...
    ¡Gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar