lunes, 9 de septiembre de 2013

Diego Gelmírez, Obispo de Santiago de Compostela




HdC. "Diego Gelmírez. Báculo de gloria en Compostela". Es el título de un librito muy completo  sobre el más importante de los obispos de Santiago de Compostela, editado por el Consorcio de Santiago dentro de la Colección Juvenil Historias de Santiago, de Estro Montaña (autor) y Jaime Asensi (ilustrador).

Sin duda por tratarse de una colección dirigida a los más jóvenes está escrito en un lenguaje muy sencillo. Su contenido es rigurosamente histórico pero se hace sin embargo muy ameno. De hecho se lee casi como un libro de aventuras. Nos habla no sólo del propio obispo compostelano y su labor en la ciudad de Santiago sino también de la convulsa época en la que vivió, entre las batallas de la Reconquista, las guerras entre los distintos reinos de la península, o las revueltas en Galicia de 117 y 1136.

Su puesta al frente de la flota frente a los ataques musulmanes o la construcción de galeras para combatir al enemigo, han dado pie a autores gallegos como Manuel Murguía a definirlo como el fundador de la Marina española. Pero para nosotros Gelmírez fue, ante todo, el impulsor de la ciudad de Santiago: además de su labor en la Catedral y la formulación de la ciudad como una de las principales urbes cristianas de Europa, fomentó la reconstrucción y construcción de iglesias, abrió nuevas calles, se preocupó por la conducción de aguas y promovió incluso la creación de maravillosas fuentes como la del Paraíso.

Todo ello se recoge en el libro que el autor tuvo el acierto de rematar con varios fragmentos de la Historia Compostelana, encargada por Gelmírez, y que a modo de cantar de gesta, cuenta la historia de la ciudad desde el año 900 hasta la muerte del propio Gelmírez en 1140, un hombre "astuto y ambicioso" pero también "de una inteligencia superior", según se recoge en la publicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario