viernes, 26 de octubre de 2012

Santa Eulalia de Bóveda: un hito que quiere ser pero que no lo es

HdC.Santa Eulalia de Bóveda es un impresionante mausoleo en las afueras de Lugo y muy cerca del Camino Primitivo. Una maravilla. Una belleza. Eso sí, en una aldea muy mejorable desde el punto de vista estético. Fue declarado monumento histórico-artístico ya en 1931, cuando la sensibilidad en la conservación de los enclaves arqueológicos era baja, muy baja, así que eso ya constituye un índice de que vale su enorme peso en oro. Llegó a decirse –cosas de la influencia romántica– que era el sepulcro del hereje Prisiciliano, ese del cual también se afirma que ocupa el Arca Marmórea, y no el Apóstol Santiago. La teoría tiene sus grandes defensores, no se vaya nadie a creer lo contrario.
Santa Eulalia de Bóveda hunde sus raíces en los tiempos de las legiones, nada raro por otra parte teniendo en cuenta que Lugo era su campamento principal por estos pagos del noroeste peninsular. Quizás, sólo quizás, en el siglo V se transformó en un oratorio cristiano.
En otras palabras, cualquier desviación en el Camino Primitivo para admirar este enclave está más que justificada. Pero con la misma convicción hay que dejar claro que es eso, un desvío. No se halla Bóveda en la ruta de peregrinación, no es un hito del Camino por mucho que se empeñen en Lugo en incluirla como tal. Porque, con ese criterio, habría que estar apartándose de la Ruta cada dos por tres. Porque Galicia (y no sólo Galicia) está llena de monumentos, auténticos tesoros. Y que duren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario