viernes, 8 de junio de 2012

Puente Fitero no tiene nada que ver con las mulas

HdC. No, nada que ver. Esa es la respuesta correcta a la pregunta –hecha por uno de nuestros lectores, y que le agradecemos– sobre el puente Fitero. ¿Cuál era la duda? Pues resulta que dicha obra se conocía en el pasado con otros nombres, como Ponteroso, Ponte Fitir y –ahí está la clave de la cuestión– Ponte della Mulla. ¿Eso quiere decir Puente de la Mula, del cuadrúpedo? No, nada que ver.
Fitero se encuentra en el límite fronterizo entre lo que históricamente es Castilla y lo que históricamente es León. Y ahí había un mojón o, quizás, la obra en sí misma era mojón. Y mojón es Mulla.
Pero ya que estamos con este hito del Camino, recordemos que toda esa zona era campo de batalla entre castellanos y leoneses, que la reclamaban como suya. El gato al agua se lo llevaron los primeros, tras ganar la batalla de Lantadilla (año 1068), la cual tuvo lugar pocos kilómetros más al norte del puente.
Por cierto, puestos en plan test, ¿qué río salva el puente Fitero? Lo ponemos fácil. El Códice Calixtino -¡a ver cuándo aparece!- lo cita: “Pons Fitere supra Pisorga flumen”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario