viernes, 4 de mayo de 2012

Equipo para el Camino de Santiago: la gorra

E.G. Salir al Camino sin gorra es garantizarse problemas. El sombrero con el que siempre se representa al Santiago Peregrino tiene que servirnos para reflexionar y asegurar que no lo olvidamos al pensar en nuestro equipaje. Cruzar Castilla en verano sin gorro es un suicidio. Nos protege del sol del mediodía (el peor) y nos servirá además como soporte para refrescarnos en las fuentes.

No hay recomendaciones especiales sobre cómo debe ser el gorro o gorra, fuera de buscarlos de materiales naturales -algodón- que siempre facilitan la transpiración. Algunos peregrinos optan por las que tienen extensión sobre el cuello. Y muchos llevan ya aquellas que se producen pensando en su uso en las playas o la montaña, muy ligeras, con visera y de materiales especiales para filtrar los rayos solares.

Como ilustración os dejamos una representación del Apóstol Peregrino de la Iglesia de Santa María das Areas, en Fisterra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario