martes, 6 de marzo de 2012

Santa Irene, una de las fuentes más bonitas del Camino Francés en Galicia


No todos los hitos del Camino están próximos a Compostela, pero quizás algunos de ellos que se hallan demasiado cerca se ven minusvalorados. Puede ser porque a esas alturas el peregrino ya tiene en la cabeza una llegada que intuye próxima; o puede ser que el cansancio haga mella. Pero nadie debería de pasar ante la fuente de Santa Irene -en el ayuntamiento de O Pino y antes de la capital  municipal- sin detenerse en ella un minuto. Para descansar, como se hizo siempre. O para refrescarse si el día lo pide. O sólo para hacerse una foto con ella de fondo.

La fuente sufre otro problema: se localiza al lado de una sencilla y elegante capilla, sí, pero al otro lado de la carretera que une Santiago con Lugo, que se salva en este caso por un túnel. Sin embargo, el albergue de Santa Irene está ahí a la vista, a un par de cientos de metros, y ello impulsa a ir en línea recta –reconozcámoslo: es más seguro, porque así no se cruza dos veces la carretera, por el túnel y luego de vuelta a la margen inicial pasando por encima del asfalto-. Nuestra recomendación: haga el peregrino como le pluguiere, pero no deje de lado la fuente de Santa Irene.

2 comentarios:

  1. Es un buen lugar, muy calm, que da la sensacion de gran antigüedad y santidad.

    ResponderEliminar