miércoles, 15 de febrero de 2012

Visita a la localidad lucense de Fonfría

HdC. Fonfría es hoy en día una pequeña aldea, apenas habitada, entre el puerto de Acevo y A Fonsagrada. O sea, entre la entrada del Camino Primitivo –procedente de Oviedo y Grandas de Salime- y esa localidad que muestra su fuente sagrada, su iglesia de construcción reciente, su parque y su precioso museo etnográfico. Y si cualquiera de esos elementos es un hito en sí, el hospital de Fonfría también lo es. O mejor dicho, lo fue, puesto que ahora A Casa do Hospital ha pasado a la categoría de vivienda privada. Fuentes orales de la zona aseguran que en los años veinte del siglo pasado todavía se alojaban ahí algunos –muy pocos- peregrinos, y algún libro así lo recoge (si bien no cita de dónde lo saca). Un documento lo describe: "… con su oratorio, aposentos, enfermerías, camas y más utensilios necesarios para recoger y darse posada a los pobres transitantes".
El investigador Enrique López Sánchez descubrió, entre otros muchos más datos del que hoy sería llamado albergue, que después de 1747 –sin que se sepa la fecha- el hospitalero era Jacinto Quintana, "morador en la misma casa". Y suerte que tenía, porque ser hospitalero era tener garantizado el sustento gracias a las rentas.
La visita a Fonfría tiene que completarse con la mirada a su iglesia (en la foto), humilde, pequeña y, sin duda, mucho más frecuentada en el pasado que hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario