viernes, 27 de enero de 2012

El Camino de Invierno

El Camino de Invierno es un recién llegado al mundo de la legalidad (acaba de ser reconocido oficialmente), pero lleva más de un milenio viendo pasar peregrinos. Claro que no se puede negar que perdió la partida ante el Francés, y cada vez fueron menos los que en vez de arriesgarse por las duras montañas de O Cebreiro elegían el valle del Sil, para luego enfilar hacia el noroeste y por tierras de Lugo acercarse a Santiago. En pleno siglo XXI está comenzando a recuperar su pulso. Buena noticia.


El Camino de Invierno encierra también otro gran aliciente: cruza una parte de la conocida Ribeira Sacra. También Monforte, donde es visita obligada el edificio de los Escolapios (foto).


Y puestos a destacar monumentos que visita el peregrino –ayer y hoy-, sin duda habrá coincidencia en que uno de los más espectaculares es la iglesia de San Paio de Diomondi (municipio lucense de O Saviñao), erguida en los siglos XIII y XIV, un templo sólido y alto, muy alto, para lo que eran los románicos de aquellos tiempos, con el esbelto gótico en el horizonte. Y posee una particularidad: adosado a él se encuentra –deshabitado y, cierto, necesitado de una buena restauración- el palacio de verano de los obispos de Lugo. Allá abajo, el río Miño. Espectacular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada