lunes, 31 de octubre de 2011

Releyendo el Códice Calixtino


HdC. No se puede negar que un hito del Camino –aunque no geográfico- sea el Códice Calixtino. En estos momentos en que todavía no se ha aclarado su robo, su relectura es, si cabe, más gratificante. Hay alguna edición barata –incluso se vende en la propia catedral de Santiago- que permite avanzar en su contenido. Por ejemplo, la impagable “Guía del Peregrino Medieval (“Codex Calixtinus”)” firmada por uno de los grandes estudiosos de la Ruta: Millán Bravo Lozano, en una edición del Centro de Estudios del Camino de Santiago, de Sahagún (2004), y que incluye la carta del papa Calixto II (de ahí el título del volumen) en la que asegura, entre otras cosas, que “los relatos históricos que se contienen en los libros siguientes, unos los he contemplado con mis propios ojo, otros los he visto escritos, otros los he oído de referencia de toda garantía”. Pero lo más bonito que deja escrito el redactor del Códice, fuera quien fuese, es aquel párrafo que dice “viene luego la tierra de los gallegos… Es una tierra frondosa, con ríos, prados, de extraordinarios vergeles, buenos frutos y clarísimas fuentes”. La tierra del Apóstol.

4 comentarios:

  1. Un gran investigador que se merece un reconocimiento público.

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto, Critóbal. Además ha sido el primero en atreverse a publicar esta versión mas "popular" del Códice. Estamos de acuerdo en que merecería un mejor/mayor reconocimiento.
    Muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. He leido el libro y el una autentica joya historica, dignas de recomendar su lectura. Gracias por publicarlo y ayudar a su difusión

    ResponderEliminar
  4. Sí que lo es!! Es curiosísima la descripción del carácter de los pueblos por los que discurre el Camino; y también de la ciudad de Santiago. En esto último es, de hecho, fuente valiosísima de información para saber cómo era la Catedral de la época.
    Gracias por vuestro comentario!!

    ResponderEliminar