viernes, 6 de mayo de 2011

Desvío al monasterio cisterciense de Oseira, en el Camino del Sudeste



TH. En el Camino del Sudeste a Santiago, después de haber dejado atrás Cea -localidad famosa por su sabroso pan moreno y rico conjunto etnográfico de casas tradicionales, hornos comunales, hórreos y alpendres-, muchos peregrinos se desviaban hacia el monasterio de Oseira, cenobio cisterciense con gran tradición de acogida a peregrinos. Hoy en día, todo aquel peregrino que así lo decida, es posible seguir este desvío, de cerca de 9 kilómetros, que más tarde retoma la ruta en Castro de Dozón.
Del monasterio de Oseira destaca su iglesia del siglo XII, con influencia en planta de la catedral de Santiago: cruz latina, tres naves, crucero y presbiterio rodeado de girola con capillas radiales. Posee un conjunto de retablos y pinturas mural de época barroca y dos imágenes realizadas por José Gambino (1722-1725) que representan a Santiago Peregrino y a san Famiano, un monje alemán que peregrinó a Compostela, Jerusalén y Roma.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario