lunes, 11 de abril de 2011

La Flecha



La que llevan a la Compostela eterna tiene vocación irregular. Y habita troncos, piedras o esquinas. Podría pensarse que es guía y señal. Pero en realidad es dardo del espíritu y reside en la entereza de los que andan. Su sola presencia apunta a dónde ir, y su vocación más osada es no perder el ritmo de los pasos.

Su lema: El deseo vence al miedo.
Su virtud: La valentía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario