jueves, 17 de marzo de 2011

Peregrinos en el Camino a Fisterra y Muxía



TH. Acerca del Camino de Fisterra y Muxía existen gran número de referencias literarias, siendo aún así menores a las existentes entorno al Camino Francés. El relato más antiguo pertenece a Jorge Grissaphan, un caballero magiar del siglo XIV, que cuenta sus aventuras como peregrino y eremita en Fisterra. Más tarde, a finales del siglo XV, el polaco Nikolaus von Popplau peregrina a Muxía, tras haber alcanzado Santiago, y describe los restos del "barco estropeado, hecho de pura piedra" de la Virgen María. En su peregrinación desde Italia, el veneciano Bartolomé Fontana (s.XVI), visita Fisterra y expone que los libres de pecado serán capaces de mover con un solo dedo las piedras del "navío" de Muxía. Domenico Laffi (s. XVII) alcanza también Fisterra y menciona la labor del faro finisterrano para orientar a los navegantes por las bravas aguas de esta costa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario