viernes, 1 de octubre de 2010

San Francisco de Asís y su paso por Santiago


TH. San Francisco de Asís, peregrino también por amor al Apóstol, deseaba fundar un convento en Compostela, y encargó a un jovencito carbonero llamado Cotolay, que se había hecho amigo suyo, la misión. Éste le manisfestó la imposibilidad de hacerlo dada su humilde condición y falta de medios. Pero San Francisco buscó con él el lugar apropiado, en un terreno perteneciente al monasterio de San Martín Pinario, acordando con el abad el pago de un cesto de peces anualmente. San Francisco de Asís mandó a Cotolay que excavase junto a una fuente que había en el lugar. Así lo hizo y encontró un cofre lleno de monedas de oro, con el cual pudo cumplir la empresa encomendada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario