lunes, 25 de octubre de 2010

Rosuida y el monasterio de Santa María de Conxo


TH. Alberico Canogio, un conde transpirenaico, en su peregrinación a Santiago de Compostela, fue asesinado por un rival en amores. Tras lo sucedido Rosuida, su prometida, hizo conducir el cadáver hasta la ciudad del apóstol Santiago, donde una bandad de palomas lo recibió e indicó el lugar donde debía ser sepultado. Allí se fundó el Monasterio de santa María de Conxo, en el cual Rosuida profesó como esposa de Cristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario