martes, 5 de octubre de 2010

Negreira, antes de divisar la costa


TH. Negreira, capital de la comarca de A Barcala, es la mayor población- supera los dos mil habitantes- que cruza el peregrino antes de alcanzar la costa. El pazo de Chancela da paso a esta localidad. Su escudo representa el puente que, con su destrucción, les tendría cortado el paso a los soldados que perseguían a los discípulos de Santiago que huían del legado romano de Fisterra.
Negreira, villa de origen  medieval a la que alude Ernest Hemingway en la novela For whom the bell tolls (Por quién doblan las campanas), tiene en el pazo del Cotón, fortaleza medieval restaurada en el siglo XVII, y en la capilla colindante de San Mauro, sus monumentos más característicos.
Un pequeño puente sobre el río Barcala sitúa al peregrino a la salida de Negreira. La ruta a partir de ahora vuelve a coincidir en diversos puntos, a lo largo de este tramo, con el antiguo camino real a Fisterra. Nos lo recuerdan así lugares como Camiño Real y Portocamiño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario