miércoles, 13 de octubre de 2010

Los milagros del apóstol Santiago


TH. Arzúa es la última población importante antes de llegar a Santiago de Compostela con sus más de 2.100 habitantes. Destaca de esta localidad la antigua capilla de la Magdalena, del siglo XVI, con dos interesantes sepulcros en su interior. Esta localidad gallega, conocida por su queso, tuvo también un importante hospital en la Medievo.
Arzúa guarda uno de los milagros atribuidos al apóstol Santiago, recogido éste en el Códice Calixtino: un peregrino pidió pan por caridad a una mujer que estaba cociendo en un horno. Ésta que se lo negó, cuando sacó los panes del horno, se habían convertido en piedras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario