viernes, 10 de septiembre de 2010

El Camino Inglés a su paso por el concello de Oroso


TH. El Camino Inglés se acerca al río Tambre una vez se deja atrás la aldea de Poulo. Así, cruza por encima la autopista A9 y recorre el ayuntamiento de Oroso por pistas tiradas a tiralíneas.

Justo donde comienza el asfalto (señal de la proximidad del núcleo urbano) queda a la derecha un pequeño cerro muy cubierto de vegetación. Es un castro, aldea prehistórica que ciertamente no es posible ver con claridad. Al otro lado, la autopista, que viene al lado del Camino, no molestando ni visual ni auditivamente.
Sigüeiro es un núcleo en expansión, que pasó a ser una pequeña ciudad dormitorio a tan sólo seis kilómetros del comienzo de la periferia compostelana. No conserva edificios de interés, pero si pequeños gratos sitios a la orilla del río Tambre.
Ese puente que salva el Tambre une el ayuntamiento de Oroso con el de Santiago, y para verla mejor hay que bajar por unas escaleras que arrancan a la izquierda, justo al lado de una librería. Es ahí abajo como se ve su estructura medieval, modificada en la plataforma por sus sucesivas remodelaciones. Pero los arcos están como estuvieron siempre. En el siglo XIII xa se encontraban en pie cuatro de ellos, pero su estado no debería ser muy bueno puesto que fue Fernán Pérez de Andrade que lo mandó ampliar y consolidar a finales del XIV, así como contruír un quinto arco. Se encuadra en el estilo ojival.

No hay comentarios:

Publicar un comentario