jueves, 9 de septiembre de 2010

La catedral compostelana


TH. La catedral de Santiago, cuyo construcción se inició en 1705, es uno de los grandes monumentos europeos, tanto a nivel artístico como simbólico. Desde su origen románico, evolucionó a través de los más diversoso estilos, especialmente el barroco, que alcanzó su culminación en la fachada de O Obradoiro (1738-1750). Recorriendo sus naves y Museo es posible acceder a un patrimonio tan singular como diversificado en sus contenidos y significados.
Durante la visita al conjunto catedralicio el peregrino suele cumplir con un ritual que lo llevará al camarín del altar mayor para dar el tradicional "abrazo" al apóstol Santiago -una escultura de origen románico- y a visitar seguidamente la cripta en la que se conservan sus restos.
La visita al Pórtico de la Gloria tamvbién forma parte de este ritual, así como la asistencia a la misa del peregrino, en la que es frecuente el funcionamiento del botafumeiro.
Tras la estancia en la catedral, el peregrino, se dispone de las credenciales que justifican su peregrinación a pie, a caballo o en bicicleta, puede solicitar en la Oficina del Peregrino la "compostela", el documento acreditativo de su peregrinación, concedido por el Cabildo catredalicio. A partir de ese momento se abre ante sí la ciudad de Santiago de Compostela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario