jueves, 2 de septiembre de 2010

Galicia, lugar de Santiago


TH. La península Ibérica formaba parte, según algunos textos antiguos, de las tierras en las que el apóstol Santiago predicó el critianismo. Tras morir decapitado en Palestina, hacia el año 44 d.C., sus discípulos, según la tradición, trasladaron su cuerpo en una nave hacia Galicia, una de las tierras hispánicas incluídas en su predicación.
Los difíciles tiempos de los primeros años del cristianismo y la despoblación de gran parte del norte peninsular habrían llevado al olvido del lugar de enterramiento. Sin embargo, hacia el año 820 se descubren unos restos que las autoridades eclesiásticas y civiles consideraron los de Santiago el Mayor. Sucede en un perdido bosque gallego y el acontecimiento daría lugar al nacimiento de la actual ciudad de Santiago de Compostela.
Convertida en la atractiva meta de una peregrinación que llevaba al sepulcro del único apóstol de Cristo enterrado en suelo europeo, junto con san Pedro, en Roma, a Santiago llegarán, a lo largo de los siglos, peregrinos de toda procedencia y por los más diversos itinerarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario