lunes, 6 de septiembre de 2010

En torno al Camino y su naturaleza


TH. Tras subir ao Cebreiro y llegar a Triacastela, a partir de esta localidad al peregrino le espera en las proximidades de Filloval, a mano izquierda, un bosque en el cual abundan bosques junto a abedules y acebos, los cuales muestran sus frutos rojos en el mes de agosto. Pasado Filloval, en las localidades de As Pasantes y Ramil, es buena idea detenerse para admirar castaños centenarios que fascinan por su belleza. En este paraje nos encontramos con espléndidos paisajes del valle del río Oribio, con su bosuqe típico de ribera formado por abedules, alisos, fresnos, chopos y álamos blancos.Los árboles nos ayudan con su sombra a combatir los días calientes del verano. En su entorno se localiza la fraga frondosa de los montes de Picamelle, compuesta por robles y castaños. También es de justicia destacar el lugar de Pena Tallada, una formación geológica característica de xistos y losa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario