martes, 31 de agosto de 2010

San Martiño do Porto, iglesia que no pasa desapercibida


TH. San Martiño do Porto es una iglesia humilde, discreta, pero quien se detiene ante ella comprobará que tanto su interior como su exterior no pasan desapercebidos. En Cabanas se encuentra esta iglesia que se trata nada más y nada menos que del monumento más importante dentro del trazado el Camino Inglés.
El lugar donde se encuentra esta iglesia estaba habitado durante la Prehistoria, ya que tiene un castro, de hecho, toda la ría tiene restos de esos poblamientos. De la continuidad de población tan típica en Galicia es fruto la iglesia, levantada en estilo barroco del XVIII y recientemente rehabilitada de arriba abajo.
Se trata de un edificio con planta en forma rectangular, con una sola nave, además tiene una sacristía de dimensiones reducidas. Lo que más llama la atención es la nave dividida en cuatro trechos y el arco triunfal que une el prebisterio. Cuenta también con un coro al que se llega con un escalera pétrea.
Pero lo que más se va a quedar en laretina es la fachada, un juego de equilibrios decorativos con una cierta tendencia a la filigrana, como si el maestro de obras quisiera dejar una señal muy personal. Al describirlo hai que hablar de su frontón curvilíneo, juegos de molduras que esconden la puerta de San Martiño a caballo repartiendo su capa con un medigo. Tan solo tiene una ventana, encima justo de la imagen, pero hasta ese único hueco está aprovechado para prolongar hacia arriba la ornamentación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada