martes, 10 de agosto de 2010

El Camino a su paso por Melide

TH.El peregrino tras pernoctar en Palas de Rei partirá en dirección al próximo núcleo municipal, la localidad de Melide. Es Melide, la encargada de dar la bienvenida al caminante a la provincia de A Coruña, pero antes de adentrarse en el centro del pueblo a hacer la que ya se supone una parada obligatoria para probar el pulpo á feira, el caminante se topará con Leboreiro que ofrece la visita a una magnífica iglesia erguida bajo los cánones del arte románico. Pasado Leboreiro y tras un agradable paseo entre forndosos árboles sorprenderá al peregrino el puente medieval de Furelos que salva el cauce del río Seco. Salvado éste río toca subir hasta el núcleo urbano, donde el peregrino podrá disfrutar de la portada románica de la iglesia de San Pedro, ancastrada en la actual capilla de San Roque erigiéndose a su lado uno de los cruceros más antiguos de Galicia, obra gótica del siglo XIV que muestra la influencia del Maestro Mateo. Dos son las joyas arquitectónicas de Melide: la iglesia de Sancti Spiritus y el templo de Santa María de Melide.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada