lunes, 16 de agosto de 2010

El Camino Francés a su paso por Arzúa

Albergue de Ribadiso

TH. En Arzúa se unen dos de los Caminos que encaminan al peregrino a Compostela, uno es el Francés y el otro el del Norte. Curioso es saber que en Castañeda, parroquia que pisa el peregrino antes de alcanzar Arzúa, se emplazaban los hornos de cal empleados para la construcción de la catedral compostelana, destino de las piedras calizas que portaban los peregrinos desde Triacastela. Pocos metros antes del antiguo hospital de Ribadiso restaurado en 1993 el caminante atravesará un puente medieval que salva el río Iso. Una opción para el peregrino que se ecnuentre cansado a la altura de Ribadiso es pasar la noche en este albregue, disfrutar del magnífico enclave y continuar al día siguiente hacia Arzúa y de aquí hasta O Pino. Para los que se decidan a seguir, ya en el casco histórico de Arzúa es de ineterés A Magdalena, antiguo hospital de peregrinos y que hoy en día alberga una sala de exposiciones. Arzúa presume de ser la capital del queso y una vez al año, a las puertas de la primavera, se celebra la conocida Feira do Queixo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario