miércoles, 21 de julio de 2010

Esperando el Día grande



E.G. El Día del Apóstol es siempre una locura. Ya durante toda esta semana llevamos notando un incremento constante de visitantes foráneos, de peregrinos; de problemas para aparcar, para encontrarle hotel a los amigos; de más furgones todavía de la Policía Nacional controlando los accesos, de cambio en los horarios de cierre de las oficinas públicas o los bancos.

Se acerca el Apóstol y son muchos los compostelanos que programan marcharse de la ciudad precisamente para evitar la avalancha. Pero a muchos otros lo que nos pasa es que se nos pone la piel de gallina pensando que vamos a vivir un domingo Santo más en nuestro pueblo.Es Año Santo. No habrá otro hasta dentro de 11 años. Y queremos vivir en primera persona la emoción de ver Compostela llena hasta los bordes de viajeros y peregrinos que vienen atraidos por un Camino milenario.

Desde nuestra experiencia como peregrinos y como compostelanos os recomendamos que aceleréis la marcha en lo posible e intentéis llegar ya el sábado. Así podréis acercaros a la Plaza del Obradoiro, si queréis vivir los Fuegos del Apóstol desde dentro. O coger sitio en las laderas del parque de la Alameda, entrando por el Paseo de los Leones. En ambos casos tendréis que hacerlo ya a media tarde, porque después será tarea casi imposible.

Y es que Compostela se prepara ya para arder la noche del 24 de julio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario