lunes, 17 de febrero de 2014

La Iglesia de Villavieja, en el Camino de Santiago de Invierno


HdC. El Camino de Invierno va a recibir el espaldarazo oficial por parte de la Xunta de Galicia sin que el calendario llegue a marcar el año que viene. Al menos así lo anunció la propia Xunta. Ello beneficia también a León, territorio del que parte esa Ruta jacobea. Y antes de salir de esa provincia pasa ante un buen número de grandes y sobre todo pequeños monumentos. En esta última categoría procede incluir la iglesia de Villavieja.


Dejada atrás Ponferrada y Priaranza del Bierzo, el itinerario describe una gran y complicada curva para descender al castillo de Conatel y enfilar hacia las Médulas. Y más concretamente, tras pasar la localidad de Santalla, que se cruza por completo, se acomete un tramo poco cómodo para, dejando el castillo de Cornatel a la diestra, descender suavemente y acabar en Villavieja, donde vivían criados y sirvientes de los señores que se alojaban en la fortaleza.

La iglesia es lo primero que se ve. Dedicada a Santiago, como no podía ser de otra manera, su elemento más característico es la espadaña, alta y sólida. El templo anuncia que comienza la subida a Cornatel. Por cierto, impresionante el paisaje en primavera.

Fuente de la fotografía:  http://www.ugo.cn/photo/ES/en/235399.htm

martes, 11 de febrero de 2014

Una preciosa y sencilla capilla testimonia que Sarria contó con un lazareto desde el siglo XVI

HdC. Sarria contó con un lazareto desde el siglo XVI. Un edificio que doscientos años más tarde pasó a ser hospital de peregrinos, tomando el nombre de Obra Pía de San Antonio y San Lázaro. ¿Queda algo de él? Queda… pero reconozcamos que muy poco: tan sólo una capilla de una sola nave, de tanta sencillez como elegancia que la convierten en uno de los hitos más entrañables del Camino Francés a su paso por la provincia de Lugo.

Se accede a ella por un arco de medio punto, abierto en una fachada pentagonal con espadaña simple, todo ello reconstruido en el XVIII puesto que la obra original amenazaba con venirse abajo. A destacar el retablo, que, para completar el período cronológico, es del XVII y está presidido -¡cómo no!- por una imagen de san Lázaro, con santa Marta y santa Lucía a los lados.


En suma, una parada recomendada. Y hay que decirlo bien alto, porque al ser multitud los que empiezan en Sarria el Camino arrancan sin verla, y eso sí que es una pena.