lunes, 31 de octubre de 2011

Releyendo el Códice Calixtino


HdC. No se puede negar que un hito del Camino –aunque no geográfico- sea el Códice Calixtino. En estos momentos en que todavía no se ha aclarado su robo, su relectura es, si cabe, más gratificante. Hay alguna edición barata –incluso se vende en la propia catedral de Santiago- que permite avanzar en su contenido. Por ejemplo, la impagable “Guía del Peregrino Medieval (“Codex Calixtinus”)” firmada por uno de los grandes estudiosos de la Ruta: Millán Bravo Lozano, en una edición del Centro de Estudios del Camino de Santiago, de Sahagún (2004), y que incluye la carta del papa Calixto II (de ahí el título del volumen) en la que asegura, entre otras cosas, que “los relatos históricos que se contienen en los libros siguientes, unos los he contemplado con mis propios ojo, otros los he visto escritos, otros los he oído de referencia de toda garantía”. Pero lo más bonito que deja escrito el redactor del Códice, fuera quien fuese, es aquel párrafo que dice “viene luego la tierra de los gallegos… Es una tierra frondosa, con ríos, prados, de extraordinarios vergeles, buenos frutos y clarísimas fuentes”. La tierra del Apóstol.

martes, 25 de octubre de 2011

LA PILA BAUTISMAL QUE ALMANZOR USÓ PARA DAR DE BEBER A SU CABALLO




E.G. En la Catedral de Compostela, entrando por la Puerta de Platerías, justo a nuestra derecha se encuentra tras unas cadenas la Pila Bautismal en la que se dice que dio Almanzor de beber a su caballo.

Se trata de una Pila de mármol con forma piramidal, que se supone antiquísima ya que según la tradición era la Pila utilizada en el bautizo de los habitantes de San Fiz antes del descubrimiento del cuerpo del Apóstol y por tanto de la construcción de la Catedral.

San Fiz era la pequeña aldea que existía en la tierra en la que se levantaría después Compostela. La actual iglesia de San Fiz de Solovio tiene su origen precisamente en el pequeño templo en el que predicaba Pelayo, el ermitaño que en el año 813 redescubre los restos del Apóstol tras siglos de oscuridad.