martes, 31 de agosto de 2010

San Martiño do Porto, iglesia que no pasa desapercibida


TH. San Martiño do Porto es una iglesia humilde, discreta, pero quien se detiene ante ella comprobará que tanto su interior como su exterior no pasan desapercebidos. En Cabanas se encuentra esta iglesia que se trata nada más y nada menos que del monumento más importante dentro del trazado el Camino Inglés.
El lugar donde se encuentra esta iglesia estaba habitado durante la Prehistoria, ya que tiene un castro, de hecho, toda la ría tiene restos de esos poblamientos. De la continuidad de población tan típica en Galicia es fruto la iglesia, levantada en estilo barroco del XVIII y recientemente rehabilitada de arriba abajo.
Se trata de un edificio con planta en forma rectangular, con una sola nave, además tiene una sacristía de dimensiones reducidas. Lo que más llama la atención es la nave dividida en cuatro trechos y el arco triunfal que une el prebisterio. Cuenta también con un coro al que se llega con un escalera pétrea.
Pero lo que más se va a quedar en laretina es la fachada, un juego de equilibrios decorativos con una cierta tendencia a la filigrana, como si el maestro de obras quisiera dejar una señal muy personal. Al describirlo hai que hablar de su frontón curvilíneo, juegos de molduras que esconden la puerta de San Martiño a caballo repartiendo su capa con un medigo. Tan solo tiene una ventana, encima justo de la imagen, pero hasta ese único hueco está aprovechado para prolongar hacia arriba la ornamentación.

Santuario de A Virxe da Barca


TH. Cuenta la tradición que la Virgen María recaló con un barco de piedra en el que hoy es el santuario da Barca, en Muxía, para dar ánimos al apóstol Santiago en su predicación por el noroeste de la Península Ibérica. De ahí parte la significación jacobea de este lugar y su inclusión en las rutas jacobeas desde el medievo.
La distancia entre Fisterra y Muxía es de 31 kilómetros, avanzando el Camino entre aldeas, campos de cultivo, bosques y la presencia del mar. El último esfuerzo antes de Muxía está en la subida a el alto de As Aferroas, con sus amplias vistas. Desde Muxía, el santuario de A Nosa Señora da Barca, está a un paso. La iglesia de este santuario (s.XVII) es la primera visión que recobe el peregrino. En el interior guarda un retablo mayor barroco de gran calidad y , sobre todo, la imagen gótica de Nosa Señora da Barca, a quien se le dedica una de las mayores romerías de Galicia, el domingo depués del día 8 de cada mes de septiembre.
En el exterior, la magia del lugar insinúa sus secretos: sólo es necesario saguir el ritual y acercarse a la punta rocosa, casi con un pié en el mar, y comprender que allí está aún el casco, la vela y el timón de piedra del barco en el que la Virgen llegó a este perdido punto para dar ánimos a Santiago en su predicación.

El gozo de los peregrinos

Vistas desde el Monte do Gozo

TH. Los peregrinos que se encaminan a Santiago de Compostela por el Camino Francés, el del Norte y el Primitivo pisarán antes de llegar a la compostelana plaza del Obradoiro el Monte do Gozo, un pequeño cerro desde donde los antiguos peregrinos vislumbraban por primera vez las torres de la catedral de Santiago, de ahí el topónimo con el que se conoce este lugar. Este monte, reconvertido desde el Año Santo de 1993 en zona residencial para peregrinos y visitantes , sitúa al caminante en el inicio del tramo urbano que lo llevará hasta las puertas de la catedral compostelana.

lunes, 30 de agosto de 2010

Y en Betanzos apareció la mismísima Virgen María


TH. Betanzos es un punto emblemático dentro del Camino Inglés. Ciudad amurallada, antigua capital de una provincia que contaba con más de 50.000 personas, vinculada a la historia de Galicia desde los primeros tiempos. Su relevancia dentro del itinerario jacobeo queda patente con fijarse en el nombre del santuario que se levanta muy cercan del cementerio: Nuestra Señora del Camino, un templo renacentista con crucero y fuente que se convirtió en víctima de los desmandos de las tropas napoleónicas cuando llegaron a Betanzos en 1808. Los franceses, de todos modos, no llegaron a ver el templo primitivo encima del cual se levanta este, logicamente medieval, que contaba con un hospital para los peregrinos que se dirigían a Compostela. A su vez, esta iglesia fue levantada porque en aquel lugar apareció más de una vez la mismísima Virgen María.
El santuario de los Remedios (que también se conoce con este nombre) es una obra empezada en 1568 y terminada en 1601. En el exterior, la fachada principal es uno de los mejores ejemplos que dejó eñ Renacimineto en Galicia. La torre, sin embargo, es muy posterior, ya que data del siglos XIX.
Lo que más llama la atención de Nuestra Señora del Camino es su planta, que supondría un primero paso en una concepción que se desarrollará en otras partes de Galicia. Se distribuye en tres tramos, cada uno a su altura: la nave, el crucero y el prebisterio, que parece una sala cubierta con una bóveda de doble trazado. El crucero está cubierto con bóveda de crucería, se abre a los lados y presenta dos capillar puestas bajo la advocación de San Antón la del sur y de San Caetano la del norte. En su interior fuerin descubiertas unas pinturas, con temas que hacen referencia a los milagros protagonizados por la Virgen María.

La gastronomía en el Camino Francés


TH. De Palas de Rei el caminante continua a Melide, para que después de haber hecho la parada casi obligada para pobrar el pulpo, continuar hacia Arzúa en una de las etapas, que podríamos considerar, más duras con un total de casi 30 kilómetros. Entre los productos típicos de Melide ocupa lugar de honor el melindre, dulce elaborado con harina de trigo, huevos, manteca y un fino baño de azúcar, y cuya tradición se remonta a principios del siglo XX. Otros productos representativos de la artesanía tradicional son el almendrado y el rico. Los amantes del queso disfrutarán en esta localidad del Camino Francés.

Ruta del mar de Arousa y río Ulla

TH. Esta ruta marítimo-fluvial por la ría de Arousa y el río Ulla conmemora la llegada a Galicia, por mar, del cuerpo de Santiago apóstol tras su martirio en Jerusalén hacia el año 44. Algunas tradiciones cristianas aseguran que, tras el martirio, algunos de sus discípulos recogieron su cuerpo decapitado, lo amortajaron y lo trasladaron a la costa palestina. En el puerto de Haffa un barco mercante, o lo que es lo mismo "La Barca de Piedra", lo trasladó, a través de todo el Mediterráneo y de la costa atlántica ibérica, hasta los confines de Occidente, donde predicara el Evangelio. La tradición sobre la célebre "barca de piedra" que traslada los restos apostólicos de Haffa (Palestina) a Iria Flavia, en Galicia, se puede entender como una de las naves que transportaban minerales desde Galicia a otros lugares del Imperio romano.
Siguiendo esta ruta marítima, muy conocida en la época romana, la nace que transportaba el cuerpo de Santiago penetró por la ría de Arousa y remontó el río Ulla, pasando por los establecimientos romanos de las Torres del Oeste y Pontecesures. Siguiendo río arriba, la nave llegó a Padrón, puerto fluvial de la ciudad romana de Iria Flavia.

viernes, 27 de agosto de 2010

La gastronomía en el Camino Francés


TH. Tras Portomarín nos espera Palas de Rei y los famosos quesos de la comarca de A Ulloa. Luego las castañas y las torrijas de miel y manteca son postres y acompañamientos típicos de la localidad. Los derivados del cerdo cobran gran importancia en la gastronomía de estas tierras lucenses. Al superar Palas de Rei nos recibe Melide y su conocido pulpo á feira.

Templo de San Nicolás, a la orilla de la ria de Ferrol


TH. En la ría de Ferrol, Neda fue el genuíno puerto de desembarco de miles de peregrinos, hoy en día es un pequeño pueblo, acogedor, con una rúa Real rehabilitada, una vetusta torre del reloj de 1786 y dos templos muy cuidados. Uno de ellos es el de San Nicolás que se encuentra en las riberas. Éste es una iglesia con un juego volumétrico muy especial de la segunda mitad del siglo XIV levantada en un estilo gótico tardío. El crucero le confiere una ire más íntimo, tratándose de una pieza de gran valor por su antigüedad, ya que es uno de los más viejos de Galicia. En el interior, configurado por una sola nave rectangular que acaba en un ábside también rectangular con una ventana ojival, muy estrecha. Lo más destacable es el arco triunfal apuntado, que descansa encima de dos pares de semicolumnas gemelas de pequeño tamaño, las cuales, a su vez, terminan en capiteles decorados con figuras animales; destacan entre estas últimas las referencias a los gansos.
El templo estuvo a punto de desaparecer por fuertes vientos y lluvias que lo azotaban y que lo dejaron sin cubierta. Por suerte, hoy su conservación es de sobresaliente.

El Camino e internet

TH. Cientos de peregrinos llegan todos los días a Compostela, pero antes de haber alcanzado la meta final el caminante se ha informado y documentado acerca de la Ruta a través de guías, pero sobre todo a través de la Red. Hoy en día cualquiera persona que está pensando en hacer el Camino a Santiago puede encontrar en internet toda la información pra emprender la Ruta, ya que la información es abundante. Una muestra de ello es que a la consulta en Google "Camino de Santiago" el buscador responde con 2.800.000 páginas. El futuro peregrino debe saber diferenciar la información sustancial de la accesoria, y con ella las páginas que satisfarán sus dudas y necesiades. Aquí os dejamos algunas de esas páginas que os servirán de ayuda:

jueves, 26 de agosto de 2010

La gastronomía en el Camino Francés


TH. Tras Sarria nos espera Portomarín y con esta localidad degustar el aguardiente. El cultivo de vid es una de las actividades económicas más importantes de la villa, de ahí la fama de su aguardiente, que ya tomaban los peregrinos mojado con pan. También la tarta de Portomarin, similar a la de Santiago, y que se puede adquirir en Ancano. Los productos ganaderos, los de río y las empanadas conforman la variedad gastronómica de la localidad.

El continuo paso de peregrinos por Betanzos


TH. El casco viejo de Betanzos vio pasar muchos peregrinos que, desembarcando bien en Neda o en Ferrol, se dirigían a Compostela siguiendo el Camino Inglés. Una de las paradas era la iglesia y monasterio de San Francisco, ahora convento que acoge a la que sin ninguna duda es la mejor muestra de arte funeraria gallega: el cenotofio de Fernán Pérez de Andrade.
San Francisco está considerado una obra maestra del Gótico de Galicia. Si bien del recinto monasterial no quedan a penas restos, el exterior impresiona con su torre y las ventanas tan verticales. La iglesia, lo más importante, con una sola nave pero muy ancha y otra perpindicular formando un crucero en el espacio donde se encuentran. Tiene tres ábsides, dos rectangurales a los lados y poligonal la central, mas dos capillas más nuevas que se abren en los extremos de los brazos del crucero.
La puerta principal del templo muestra archivoltas apuntadas con cuatro pares de columnas y un tímpano con la representación de la Adoración de los Reyes Magos. En el interior, lo más interesante son los sarcófagos de caballeros de los siglos XIV, XV y XVI, pero sobre todo el de Fernán Pérez que se apoya en el lomo de un jabalí y un oso y está ornamentado en las bandas con escenas de cacería. El caballero se representó en tamaño natural y se nota que se intentó reproducir de una manera fiel. En ese último viaje lo acompañan las figuras pétreas que representan un ángel en la cabeza, un cura rezando a la altura de la cintura y tres perros a los pies.
Junto a la iglesia de Santa María del Azougue, el crucero que se levanta en frente a esta y la plaza de Fernán Pérez, forma un magnífico conjunto monumental.

El Camino Inglés


TH. El Camino de Santiago que contó con mucha sonoridad en toda la Europa medieval hizo que tanto tierras como mares estuviesen repletos de caminos de espiritualidad que conducían a Compostela. Escandinavos, flamencos, ingleses, escoceses e irlandeses utilizaron con gran intensidad las rutas por mar para llegar así a los puertos de Ribadeo, Viveiro, Ferrol o A Coruña. Hoy en día, estos dos últimos enclaves costeros conforman los dos puntos de partida del Camino Inglés. El itinerario hasta Santiago de Compostela desde A Coruña cuenta con 74 kilómetros de recorrido y desde Ferrol sumarían los 118 kilómetros, siendo esta la distancia necesaria para conseguir la compostela llegado el peregrino a Santiago.

miércoles, 25 de agosto de 2010

El Pedrón, según la tradición jacobea


TH. En Padrón, en el Camino Portugués que parte desde Tui o desde A Guarda si se trata del Camino Portugués por la Costa, se encuentra en la iglesia de Santiago de Padrón el Pedrón. Éste interpretada como ara romana dedicada a Neptuno, según la tradición, es donde se amarró la Barca de Piedra  que transportara el cuerpo del Apóstol y a sus discípulos Teodoro y Atanasio. En la Edad Media se utilizó como base de ara del altar de la primitiva iglesia dedicada a Santiago. Se trata de una visita obligada para todos aquellos que se decidan a recorrer esta Ruta.

El Camino en Europa


TH. Se puede decir que el Camino de Santiago ha generado a lo largo de sus doce siglos de historia una extraordinaria vitalidad espiritual, cultural y social que ha envuelto, a lo largo de todo ese tiempo, a Europa entera. Como consecuencia de la existencia de esta tela de araña que une Europa nació aquí la primera red asistencial y se crearon monasterios, catedrales y nuevos núcleos urbanos.
Gracias al encuentro entre gentes y culturas diferentes que tenía, y que aún hoy en día tiene lugar en los Caminos a Santiago, nace una cultura basada en el intercambio de ideas y corrientes artísticas y sociales, así como un dinamismo socioeconómico que favoreció, sobre todo durante la Edad Media, el desarrollo de ciertas partes de Europa. Muestra de lo que el Camino y los peregrinos han dejado a la sociedad actual es reconocible en la infinidad de testimonios, manisfestaciones artísticas o los más de mil libros que se ocuparon de difundir esta ruta, lo que se trata de la obra y patrimonio de todos los europeos.
Las vías principales del Camino de Santiago fueron declaradas Primer Itinerario Cultural Europeo (1987) por el Consejo de Europa, Bien de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en sus trazados a lo largo de Francia y España (1993 y 1998, respectivamente) y Premio Príncioe de Asturias de la Concordia en 2004, otorgado por la Fundación Príncipe de Asturias.

La Gastronomía en el Camino Francés

TH. Sarria es el punto de partida de muchos peregrinos que por falta de tiempo, o de sacrificio, recorren los 100 últimos kilómetros del Camino Francés para así conseguir la preciada compostela. Platos típicos de esta localidad son el pulpo, el cocido, la empanada, las carnes a la parrilla y los embutidos. También es recomendable que el caminante deguste la caza, donde destacan la perdiz, el corzo con castañas y arándanos, el jabalí y la liebre. Para finalizar, filloas, melindres y rosquillas son nuestra recomendación  para el apartado dulce del menú. Todo peregrino tras un día de caminata se merece una buena comida, pues es necesario recargar fuerzas para la etapa siguiente.

martes, 24 de agosto de 2010

Subiendo a O Cebreiro


TH. La subida desde Vega de Valcárcel hasta O Cebreiro puede suponer, además de un esfuerzo físico considerable, una sopresa para el peregrino en cuanto a las variedades arbóreas con las que se va a encontrar. Son muchas las especies con las que el caminante se puede encontrar, por todas partes están presentes los  robustos robles, también los macizos castaños, sobre todo en la sombra, algunos ejemplares centenarios. Otros ejemplares como los sauces, chopos o abedules se encuentran más en las riberas de los ríos llenando el valle de frescura y sombra. También se encuentra el peregrino con abellanos y nogales que comparten con laureles y acebos el espacio. En lo alto las hayas y abedules dan paso a los matorrales y toxos, consecuencia de las rozas llevadas a cabo en los años 60 para el cultivo de cereales y obtener también praderías en primavera. Una mágica variedad paisajística que merece unos minutos o quizás horas de observación.

El Camino Primitivo

Señalización en las calles de Lugo

TH. El Camino Primitivo se trata de la Ruta de peregrinación a Compostela que utilizaron los primeros devotos del reino asturiano y el primer intinerario jacobeo, de ahí su denominación. El Camino Primitivo se trata de la Ruta seguida por el rey Alfonso II el Casto desde Oviedo hasta Santiago de Compostela en el primer tercio del siglo IX. Alfonso II el Casto fue un personaje decisivo para confirmar que los restos aparecidos en Compostela pertenencían al apóstol Santiago. Este monarca además auspició la fundación de la primera basílica y colaboró en la organización del primitivo culto apostólico, también concedió donaciones e incentivó el establecimiento de la primera comunidad monástica destinada a atender las demandas del culto en el altar de Santiago.
El Camino Primitivo tenía en Oviedo su principal punto de partida, pero este Camino fue seguido también por peregrinos de otras artes del norte de España y Europa. Este itinerario se piensa que fue seguro y frecuentado por muchos peregrinos hasta que en el siglo X se consolida el Camino Francés desde León, la nueva capital del Reino. De todas formas el Camino Primitivo siguió siendo destacado debido a la importancia que muchos peregrinos concedían a la gran coleción de reliquias de la catedral de San Salvador de Oviedo o a la basílica lucenese con la exposición permanenete del Santísimo Sacramento.

La gastronomía en el Camino Francés

Patio interior del monasterio de Samos

TH. El peregrino tras partir de Triacastela tiene dos opciones a seguir: llegar a la villa de Sarria a través de San Xil y atajando así cinco kilómetros o en cambio desviarse hasta la localidad de Samos donde le espera su monasterio y los monjes benedictinos. En esta localidad además de todo lo derivado del cerdo, con lo que se elaboran sabrosas empanadas, destacan las anguilas y las truchas del Oribio y el Lóuzara. Vinculados históricamente al monasterio, gozaron de gran fama el Licor Pax, destilado de la flor de toxo, y los bizcochos elaborados por los monjes de Samos. Las castaña es otro de los productos típicos de la zona.

lunes, 23 de agosto de 2010

Si se plantea hacer el Camino debería saber que…


TH. Disfrutar de la red pública de albergues de la Xunta de Galicia conlleva el seguimiento de una normativa que garantizará el descanso y tranquilidad de todos:


- Los peregrinos que hagan el Camino a pie o con limitaciones físicas tendrán prioridad para la ocupación. Seguirán a los de a pie los que recorran el Camino a caballo y finalmente los que lo hagan en bicicleta o con coche de apoyo.

- Las plazas serán cubiertas por orden de llegada, en ningún caso están permitidas las reservas.

- La utilización del albergue implica el pago de 5 euros, que incluye: los servicios de información, botiquín de primeros auxilios, establos para caballos y aparcamientos para bicicletas. Los peregrinos podrán también utilizar los servicios de lavado de ropa y teléfono, previo pago del gasto que suponga.

- La estancia será de una noche, salvo en caso de enfermedad o fuerza mayor. Se recomienda el uso del saco de dormir.

- No se admiten animales, salvo perros lazarillos, y no sirven comidas.

- Los peregrinos deberán cuidar las instalaciones dejándolas ordenadas y limpias, recogiendo la basura a los contenedores. También se recomienda no malgastar la lus eléctrica y el agua.

La gastronomía en el Camino Francés

TH. En Triacastela, segunda localidad que el peregrino pisa al adentrarse en Galicia, la principal actividad económica es la ganadería. Los productos más destacados son los derivados de esta actividad, siendo platos típicos los chorizos acompañando el lacón con grelos y cachelos, la empanada de raxo, la zorza, el churrasco o los embutidos. También tienen gran fama los quesos elaborados de forma tradicional.

Las pallozas de O Cebreiro


TH. La agrupación de pallozas de O Cebreiro en el Camino Francés, junto a la de Piornedo, se trata de las mejores conservadas de estas montañas gallegas. El parecido con las construcciones de los castros gallegos hizo pensar en su momento en esa clase de asentamientos, pero en realidad no deja de ser una arquitectura funcional y bien adaptada al medio. Éstas desaparecieron a partir del siglo XIX, estando habitadas hasta los años 60 del siglo pasado por personas y animales. Estas construcciones de planta oval y muros de piedra de escasa altura, todas ellas tienen, al menos, una estructura de madera central que sostiene la característica cubierta cónica y aplastada (hechas de robles o castaños). La cubierta tiene que ser cambiada, como mucho, cada 10 años. El interior es poco luminoso y contaba de lareira, horno, la zona para el ganado y algunos anexos.

viernes, 20 de agosto de 2010

Un grupo dedica una curiosa canción a Santiago

                                        
TH. Esta canción titulada Santiago - en clara referencia a Compostela- se trata de un tema que el grupo británico Tunng dedica a la ciudad, después de que en el año 2007 se acercara a Santiago de Compostela a ofrecer un concierto. Lo curioso de este tema, que se encuentra dentro de su último disco And Then We Saw Land sacado este mismo año 2010, es que al comienzo de éste la banda británica añade un sample (grabación de un fragmento de sonido que se encaja en una canción) de una misa celebrada en la ciudad compostelana. Como si fuesen auténticos peregrinos los miembros de esta banda británica acudieron, más probablemente, a la misa de la catedral compostelana a grabar este fragmento de donde surge tan curiosa canción dedicada a Santiago.

Gastronomía en el Camino Francés


TH. O Cebreiro es la primera aldea gallega que el peregrino que se encamina a Santiago de Compostela a través del Camino Francés pisa. Las actividades primarias son las que ocupan a la mayor parte de la población activa de este municipio lucense, Pedrafita do Cebreiro, sobre todo la ganadería de vacuno y la agricultura de autoconsumo. Existen también algunas pequeñas insdustrias de tipo artesanal. El queso de O Cebreiro es el producto típico de esta localidad, un queso cremoso que se suele tomar con membrillo o miel. Lo más llamativo de esta clase de quesos es que presentan una curiosa forma que recuerdan a los gorros de cocinero. Si deciden por comprarse un queso de O Cebreiro degustenlo rápido ya que al ser fresco se estropea demasiado deprisa, y lógicamente nada más llegar a casa a la nevera.

El Camino del Sudeste o Vía de la Plata

Albergue de Verín

TH. El Camino del Sudeste o Vía de la Plata es, entre los 9 Caminos a Compostela, la Ruta jacobea de mayor recorrido. Ésta pasa por tierras de la provincia de Ourense, Pontevedra y A Coruña cruzando espacios naturales de gran belleza, además de ofrecer al peregrino un rico patrimonio cultural. El Camino del Sudeste se trata de una prolongación de la calzada romana llamada Vía de la Plata, que unía Emerita Augusta (Mérida) con Asturica Augusta (Astorga), cruzando de sur a norte el oeste peninsular. Esta vía se trazó a principios de la Era cristiana aprovechando los caminos más antiguos.
En la Alta Edad Media la ruta se mantuvo viva, primero en la época visigoda y luego bajo la denominación islámica. El término "Vía de la Plata" deriva precisamente del sentido etimológico original árabe ´Bal´latta´ con lo que los musulmanes designaron aquella vía pública empedrada de sólido trazado que se encaminaba cara el norte cristiano. En la Baja Edad Media fue recristianizada por los mozárabes andaluces  que peregrinaron a Santiago con mayores facilidades tras la conquista de Sevilla y Córdoba por Fernando III. La devolución de las campanas de la catedral compostelana se relaciona con la Vía de la Plata; con este simbólico acto, el camino Córdoba-Compostela iniciaba un nuevo período: a partir de 1250 fue utilizado por los peregrinos de Andalucía y  Estremadura.

jueves, 19 de agosto de 2010

Portomarín y su concierto de 24 ancianos


TH. En lo alto de la localidad de Portomarín, en el transitado Camino Francés, soberbia aparece la iglesia de San Nicolás, cuya portada principal recuerda al conocido Pórtico de la Gloria. Una apocalíptica orquesta de piedra prepara su concierto celestial, son 24 ancianos sentados en la moldura en parejas y tríos que hablan animosos mientras afinan sus instrumentos: arpas, cítaras, hasta tres tipos de violas, una flauta doble, el organistrum y un desgastado aparejo con fuelles y tubos. Solamente uno de ellos con un frasco en forma de calabaza parece querer beber. Una obra

San Martiño de Xubia, en el Camino Inglés


TH. En la variante de la Ruta que parte desde Ferrol nos encontramos según dejamos atrás la localidad el monasterio de San Martiño de Xubia, que se encuentra enclavado en el mergen derecho de la ría ferrolana. La primera vez que aparece en un documento es en el siglo X, y ya se dice aquí que era muy viejo. Durante un tiempo fue comunidad mixta, lo que derivó en excesoso de la vida monacal. La primitiva iglesia se mantuvo en pié unos 200 años, ya que la actual construcción pertenece en su mayor parte al XII. Su estructura es sencilla, ajustada a las necesidades de la comunidad que vivió en el monasterio. La torre conserva una inscripción que releva el año en el que fue hecha, 1782, y puede encuadrarse dentro del estilo neoclásico.
La planta está dividida en tres naves. La central destaca sobre las otras dos tanto en la altura como en la anchura, y todas ellas van a dar a sus respectivos ábsides. Abundan los capiteles, algunos con elementos decorativos de tipo vegetal y otros representando animales quiméricos entrelazados. El más importante es uno que representa un ginete a caballo persiguiendo a una fiera, queriéndose ver con esto el mito del caballero, símbolo solar, en persecución del jabalí, símbolo de las profundidades.
En el exterior, en la parte izquierda, están los contrafuertes. En el lado derecho no los hay ya que ahí quedan los restos de las dependencias monacales, construcciones del XVIII que suplieron a otras de las que no queda nada.
En el atrio, entrando a la derecha, fueron descubiertas a principios de los años 70 del século pasado dos losas que, sacadas de su lugar, dan paso a una escalera granítica que permite acceder a un corredor aculto, largo, an algunas partes de 1,80 metros de alto y el techo losado. Dice la tradición popular que conducía a donde hoy día se encuentra el crucero.

La hospitalidad en el Camino


TH. Especial importancia, en el desarrollo social del Camino de Santiago, tienen los monasterios que recorren el trazado de la ruta jacobea y concretamente más importancia la tienen los monasterios benedictinos dependientes de la abadía de Cluny que contribuyeron de forma especial a la difusión de la peregrinación. Más tarde los franciscanos también ejercieron una importante labor de acogida a los peregrinos.
Es a partir del siglo XI cuando se crean numerosos hospitales a lo largo del Camino de Santiago estableciendo así una especial red de acogida. Los obispos promovieron la creación de hospitales en las cercanías de su sede episcopal, y sobre todo en la Edad Moderna, con el impulso de la corona se refunden hospitales medievales que habían visto muy reducidas sus rentas en otros bien dotados económicamente, éste es el origen de hospitales como el de los Reyes Católicos de Santiago.
Otros en cambio surgen por iniciativa de las órdenes religiosas y militares, de cofradías gremiales, de los nobles que dejaban sus rentas como ofrenda penitencial o de los municipios por solucionar problemas de orden público que provocaban los pobres y peregrinos que no tenían a dónde acudir.

miércoles, 18 de agosto de 2010

La Cruz de Ferro


TH. Este símbolo jacobeo se encuentra en el mismo Camino Francés entre las localidades de Foncebadón y Manjarín. Mítico lugar de esta Ruta, la Cruz de Ferro está compuesta por un poste de unos 5 metros de alto y en lo alto lo corona una cruz de hierro. En la base, con el paso de los años y de millones de peregrinos, se ha ido formando un montículo de piedras. La leyenda cuenta que cuando se construyó la Catedral de Santiago de Compostela se pidió a los peregrinos que contribuyeran en su construcción trayendo piedra. En cuanto a la tradición es normal ver a los peregrinos que superan el puerto de Foncebadón lanzar una piedra, traída del lugar de origen del caminante, de espaldas a la cruz para simbolizar que se ha dejado atrás el puerto.

Historia del Camino Norte

TH. El origen de la peregrinación a Santiago de Compostela por el Camino del Norte que bordea la costa astur-galaica se remonta ya a los momentos posteriores al descubrimiento de la tumba del apóstol Santiago el Mayor (en el año 820 aproximadamente). La Ruta del Norte gozó de una vitalidad parecida a la de los demás Caminos antes de que en el siglo XI-XII los monarcas hispanos potenciaran el Camino Francés como itinerario jacobeo privilegiado, vertebrando éste los reinos cristianos del norte peninsular. A través del Camino Norte se constituyó una corriente jacobea internacional canalizada a los santuarios de Oviedo y Santiago de Compostela, no tan concurrida como el Camino Francés pero con mucha vitalidad. Los peregrinos venían desde Francia por tierra, o por mar, parando en los puertos vascos y cántabros procedentes de los países atlánticos como Inglaterra, Alemania o Escandinavia. Después caminaban al santuario de San Salvador de Oviedo y de ahí a la catedral compostelana. Una vez en Castropol, los peregrinos o bien desembarcaban para cruzar la ría de Ribadeo o bordeaban su margen derecha hasta el puente de Santiago de Abres y así pisaban tierras gallegas. Ya en Galicia partían desde Ribadeo a Vilanova de Lourenzá, Mondoñedo, Vilalba y Guitiriz, recibían la hospitalidad del monasterio de Sobrado dos Monxes y luego seguían a Arzúa, uniéndose así al Camino Francés. Pocas jornadas más, algunas más que hoy en día ya que las condiciones eran evidentemente distintas, y el peregrino pisaba Santiago de Compostela.

Frances Drake y su visita a la hermita de Santa María de Cambre



TH. En la variante del Camino Inglés que parte desde A Coruña, en la localidad de Cambre, nos encontramos con esta iglesia, la de Santa María de Cambre. Esta antigua hermita recibió y recibe a millones de peregrinos que hicieron y hacen el Camino Inglés, entre otras visitas cabe destacar la que el pirata inglés Francis Drake hizo en 1589. También las tropas napoleónicas la arrasaron en 1809.
Su fachada está dividida en tres partes, apartadas por un par de anchos contrafuertes adornados estos con columnas capiteladas. Como es usual la parte central es la más interesante y de aquí hay que destacar cuatro elementos: en lo alto, el campanario, de una gran sencillez constituido por dos arcos. Luego, el rosetón, ocupando el medio de la fachada. Un poco más abajo, el tornalluvias y por último, la puerta, lo más llamativo por sus arquivoltas que se asientan sobre seis jambas, tres a cada lado. El tímpano está reformado y presenta la talla de un año pascual (el Agnus Dei) dentro de un círculo con dos ángeles que lo transportan.
El interior de la iglesia es incluso mejor que el exterior. Su planta forma una cruz latina, con el brazo principal dividido en tres naves: la central, de mayor altura y más grande que las otras dos, la forman cinco arcos de medio punto que se sotienen sobre cinco gruesos pilares. Los capiteles son todos diferentes, algunos con motivos vegetales y otros con vistosos animales esculpidos. En una de las columnas existe una inscripción que dice textualmente: ERA MCCXXXII, o sea, año 1194, que indica de cuándo data la construcción o polo menos esa parte.
Las naves laterales se prolongan alrededor del altar mayor, lo que constituye un punto de encuentro con la concepción de la catedral compostelana, en la que sin duda se inspira Cambre. En este deambulatorio con bóveda de cañón se abren cinco capillas que dan lugar a otros tantos ábsides.
Por último, una gran copa hace las funciones de pila bautismal. Se dice que se trata de una de las hidrias en las que Cristo convirtió el agua en vino en las bodas de Caná, y que fue traída de Tierra Santa por unos caballeros galaicos. Quizás quien la trajo fue el conde de Traba y su séquito en el siglo XII, un noble que también tenía el título de conde de Jersusalén y que fue varias ocasiones a Palestina. Un documento del XVI afirma que la pila bautismal ya estaba en este lugar en 1519.
En suma, Santa María de Cambre, se trata de un excelente ejemplar del románico de los siglos XII y XIII.

martes, 17 de agosto de 2010

El Camino Francés entra en Compostela

Fachada de Azabachería

TH.Y por fin el peregrino alcanza su meta final: Santiago de Compostela. Tras haber bajado por la rúa de San Pedro y haber entrado en el antes recinto amurallado a través de la Porta do Camiño el caminante alcanzará el casco viejo y con el la catedral por la fachada de Azabachería y los cientos de puntos de interés que le quedan por visitar. El peregrino que ha ascendido por Casas Reais y se dirige a la catedral deja atrás el municipio de O Pino, el aeropuerto de Lavacolla, la localidad con este mismo nombre y muchos kilómetros. Ahora ya en Santiago lo que queda es aprovechar el tiempo lo mejor posible y poder así visitar y disfrutar de la ciudad de piedra por excelencia.

Una iniciativa de la Asociación de Periodistas y Estudiosos del Camino de Santiago


TH. La Asociación de Periodistas y Estudiosos del Camino de Santiago (Apecsa) sacaba en el año 2003, anterior Año Santo a este 2010, un conjunto de dípticos informativos que divulgaban entre los peregrinos e interesados los distintos puntos de interés dentro del Camino Inglés en sus dos variantes, tanto en el Camino que llega a Compostela desde Ferrol como desde A Coruña. A través de este blog iremos destacando estos puntos de especial interés a lo largo de varios posts.
Comenzando desde el punto más distanciado de Santiago de Compostela, en la variante que parte desde la localidad  de Ferrol, se encuentra en la misma ciudad ferrolana la iglesia de San Francisco. Es característica su austeridad y torres truncadas. Anteriormente, donde ahora se encuentra este iglesia, hubo antes un templo datado en la Edad Media que pertenecía a un convento, se especula que esa iniciativa fue de un discípulo del mismísimo San Francisco de Asís que viajó con él hasta Santiago, en todo caso la fecha aproximada es del siglo XIII.
La historia recoge también que las epidemias del 1400 y del 1403 dejaron a la localidad sin curas y los franciscanos se encomendaron a Dios y salieron a la calle a administrar los sacramentos. A partir de ese momento, curas y franciscanos mantuvieron a lo largo de los tiempos una relación por lo general distante, ya que los primeiros no veían bien los privilegios de los segundos. En un principio sería una comunidad pequeña de 12 frailes que luego aumentaría a 30 con 7 criados y en 1757 tras ser demolida  la vieja iglesia se empieza una nueva. Con la Desamortización de 1835 el declive fue imparable y el abandono hizo que claustros más viejos se convirtieran en un peligro. La Junta Gubernativa ordenó su derrumbamiento.
En la fachada principal de la iglesia caben destacar las pilastras de orden dórico y pedestales. Las torres no quedaron sin terminar por falta de dinero o problemas parecidos sino porque se decidió construir un observatorio astronómico y la altura excesiva impedía una visión clara. La planta es compleja, con 4 capillas a cada lado del brazo más largo. Del interior amplio y oscuro destaca un retablo obra del escultor José Ferreiro.

El Camino Francés a su paso por O Pino


TH. O Pino se trata del último municipio del Camino Francés antes de alcanzar la que es la meta final: Santiago de Compostela. Hasta que el caminante alcanza O Pino le queda por delante un largo y aburrido tramo por carretera, pero el río Tambre se ocupará de darle al peregrino una alegría haciendo de esta localidad un lugar idóneo para el reposo en su playa fluvial ubicada ésta en un enclave natural de gran belleza, aunque no en pleno Camino Francés. En O pino además de numerosas casas solariegas se conserva la peculiar iglesia de Lardeiros, conocida por los vecinos como "la catedral de la montaña".

lunes, 16 de agosto de 2010

Ritos en la catedral compostelana


TH. En la antiguedad los peregrinos llegados a Compostela velaban toda la noche delante del altar, se confesaban y tras escuchar la misa y de entregar sus ofrendas comulgaban en la capilla del Rei de Francia, donde, por lo menos a partir del siglo XIV, se les daba un certificado acreditando su peregrinación y que habían cumplido los sacramentos. Uno de los momentos más emotivos era el darle el abrazo al apóstol Santiago, tras esto y ver el botafumeiro visitaban el templo y tras ello subían al techo a quemar la ropa.
Hoy en día alguno de estos ritos se conservan, otros en cambio se han perdido. Por lo general el peregrino del presente, en los Años Santos, entra por la Puerta Santa y pasa los dedos por las cruces inscritas en las jambas. Cuando no estaba prohibido los peregrinos se dirigían al Pórtico de la Gloria para colocar en el portaluz la mano en la cavidad moldeada por millones de caminantes que pasaron antes, en donde además de expresar sentimientos de solidaridad el peregrino tomaba posesión de la meta. Los turistas despistados, antes de quedar prohibido, acostumbraban a chocar su cabeza en la supuesta imagen de Sansón que existe al pie de la columna, pero este rito debía realmente haber sido ejecutado tres veces, en el Santo dos Croques en la parte contraria.
Después de la misa del peregrino, que tiene lugar a las 12 del mediodída, se visitan las reliquias del apóstol y tras ello se sube a abrazar a la imagen de Santiago. Por suerte podrán ver el botafumeiro, uno de los mayores espectáculos de la catedral, que funciona en ceremonias especiales o previo pago.

Los posibles problemas del peregrino


TH. En el siglo XII algunos historiadores calcularon que de cada 10 peregrinos que partían a Santiago de Compostela, uno nunca regresaba a su país. Hoy en día las cosas han cambiado y mucho, ya no existen los criminales o bestias salvajes sino que los mayores problemas con los que se puede encontrar el caminante son los relacionados a la metereología, como el caloir excesivo, la lluvia, la niebla o la nieve, alguno que otro robo o timo menor o los percances mecánicos para los ciclistas o los relacionados con el cuerpo.
Entre los problemas físicos más comunes sobresalen las ampollas que se pueden formar en los pies. En este caso lo más conveniente es pincharlas con una aguja con hilo y dejar este dentro hasta que sequen, utilizando más tarde un desinfectante. Tras haber hecho la cura es importante poner unos calcetines ajustados y vaselina a los pies. Suele ser común también entre caminantes y ciclistas las agujetas o tirones musculares, para convatirlas es conveniente tomar mucho azúcar. Beber mucho es básico, pero es mejor que el agua sea siempre embotellada y para las picaduras de insectos o plantas lleve consigo cremas antipicaduras.

El Camino Francés a su paso por Arzúa

Albergue de Ribadiso

TH. En Arzúa se unen dos de los Caminos que encaminan al peregrino a Compostela, uno es el Francés y el otro el del Norte. Curioso es saber que en Castañeda, parroquia que pisa el peregrino antes de alcanzar Arzúa, se emplazaban los hornos de cal empleados para la construcción de la catedral compostelana, destino de las piedras calizas que portaban los peregrinos desde Triacastela. Pocos metros antes del antiguo hospital de Ribadiso restaurado en 1993 el caminante atravesará un puente medieval que salva el río Iso. Una opción para el peregrino que se ecnuentre cansado a la altura de Ribadiso es pasar la noche en este albregue, disfrutar del magnífico enclave y continuar al día siguiente hacia Arzúa y de aquí hasta O Pino. Para los que se decidan a seguir, ya en el casco histórico de Arzúa es de ineterés A Magdalena, antiguo hospital de peregrinos y que hoy en día alberga una sala de exposiciones. Arzúa presume de ser la capital del queso y una vez al año, a las puertas de la primavera, se celebra la conocida Feira do Queixo.

viernes, 13 de agosto de 2010

Albergues para los peregrinos



TH. La hospitalidad caracteriza a los caminos de peregrinación a Compostela. En el pasado, en los comienzos del Camino, los peregrinos eran acogidos en monasterios, conventos y hospitales. Al mismo tiempo, para aquellos que lo podían pagar también existían mesones, posadas u hospederías. Hoy en día los caminantes, en lugar de ser acogidos en monasterios, conventos, y hospitales pueden pernoctar por un precio de 5 euros en los albergues públicos de Galicia.
En el Camino Francés principalmente, la presencia de estos refugios es constante, prácticamnte cada 10 o 15 kilómetros. En estos albergues existen normas que regulan el paso de peregrinos dando preferencia a los que llegan a pié con mochila. Suele ocurrir que en épocas estivales los albergues se completen muy rápido, por ello es coveniente llegar temprano. Esta clase de refugios suelen abrirse a primera hora de la tarde y cerrar sobre las 22 o las 23 horas, así como que el peregrino debe abandonarlos a de 9 a 10 de la mañana.

El Camino en bicicleta

TH. Hacer el Camino en bicicleta es una de las opciones a elegir como puede ser hacerlo a pié o a caballo, pero a diferencia de recorrerlo caminando, por ejemplo, deberán saber que en bicicleta son necesarios 100 kilómetros más, o sea un total de 200, para conseguir la Compostela.
Hoy en día las modernas bicicletas de montaña permiten a los ciclistas seguir el mismo trayecto de peregrinos de a pié, evitando así las peligrosas carreteras. Algunas de las ventajas de ser "bicigrino" es que las etepas se hacen más cortas y llevaderas, aunque también tiene sus inconvenientes como pasar demasiado rápido y llegar a saltarse ciertas cosas de interés.
Es conveniente llevar alforjas con el equipaje y saco de dormir y nunca una mochila a la espalda, además de un juego de herramientas, una cantimplora y un cuenta quilómetros.
Si no disponen de coche propio para llevar la bicicleta al punto de partida y desde Santiago a su casa, la mejor opción es a través de una empresa de transporte urgente.

jueves, 12 de agosto de 2010

La señalización en el Camino


TH. En la antiguedad, los peregrinos se guiaban por el sol, la luna y las estrellas, pero hoy en día cientos de señales indican el Camino a Santiago. El caminante ya no sólo se encontrará con la conocida flecha amarilla sino que también con cantidad de marcos, cruceros y carteles, que en ocasiones resultan excesivos. Además, en Galicia, el pererino se topará con unos marcos de piedra que indican cada 500 metros la distancia que falta hasta Santiago y también en cruces y bifurcacionoes la Ruta correcta a seguir. Por lo que si está pensando en hacer el Camino, perderse no será el problema.

Planificar el Camino a Santiago


TH. Cuando uno se decide a recorrer alguna de las Rutas que llevan a Santiago de Compostela y no se dispone de mucho tiempo en ocasiones es preferible hacer pocas etapas y llegar a empaparse de la esencia del Camino que etapas partidas en el tiempo y en el espacio. Aunque, es verdad, que hacer un pequeño tramo del Camino siempre pueda servir como primera toma de contacto con la Ruta y con ella con la naturaleza.
A parte de esto, a la hora de encaminarse a Santiago es importante que el peregrino tenga en cuenta ciertas cosas como:
- La estación escogida (por las horas de luz solar)
- El perfil de las etapas
- El estado de los Caminos
- La presencia de albergues
- El interés por hacer visitas
Es importante también la capacidad de improvisación y de acomodarse a circunstancias no esperadas, es parte de la aventura. Es aconsejable recordar a los amantes de la soledad que eviten meses estivales, sobre todo julio y agosto, en Caminos como el Francés y se decidan por otros meses como los comprendidos entre mayo y septiembre u otras Rutas.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Los Caminos a Santiago en Galicia


TH. Aunque parezca casi increíble hoy en día existe gente que cree que el Camino de Santiago es únicamente el Camino Francés, pero en realidad son un total de nueve Caminos los que conforman el Camino a Santiago. Estas nueve Rutas que encaminan al peregrino hasta Compostela son en Galicia: el Camino Francés, la Ruta Mar de Arpusa y Ulla, Camino Primitivo, Camino del Norte, Camino del Sudeste- Vía de la Plata, Camino Portugués y Camino Portugués por la Costa, Camino Inglés y Camino a Fisterra y Muxía.

La credencial del peregrino


TH. Hoy en día, una moderna credencial homologada por la catedral de Santiago y distribuida por las asociaciones jacobeas sirve al peregrino para mostrar que se encuentra haciendo el Camino de Santiago y con ello su condición de peregrino. En esta credencial, en forma de práctica tarjeta desplegable, se colocan los sellos, como mínimo dos al día, que certifican el paso del caminante por los distintos puntos de la Ruta. Tras llegar a Santiago con esta credencial y lo sellos el peregrino podrá recoger la compostela en la Casa del Deán, que se concede a quien haya recorrido los últimos 100 kilómetros caminando o los últimos 200 en bicicleta. Además la credencial es necesaria para poder pasar la noche en cualquiera de los albergues públicos de la red de albergues de la Xunta.

Códice Calixtino: la primera guía del Camino

TH.El Códice Calixtino se trata de una compilación de cinco libros de temática jacobea, desarrollando su autor, Aymeric Picaud, en el último de ellos la que se trata de la primera guía del Camino y el primer manual turístico de europa. En este quinto libro del Códice Calixtino, Aymeric Picaud describe aquellos países y localidades por donde pasa. En estas descrpciones, Galicia sale bien parada gracias, sobre todo, a la ciudad de Santiago y su catedral.
Para todos aquellos que quieran revivir cómo podían ser aquellos años en el Camino de Santiago es una lectura muy recomendable. Está traducido a varios idiomas, recientemente también al gallego, y muchas de las ediciones son de precios asequibles.

martes, 10 de agosto de 2010

Los primeros peregrinos en Santiago


TH. La peregrinación a Santiago de Compostela, sin tener en cuenta otras religiones, se trata de la romería que a lo largo de la historia más popularidad ha alcanzado. ¿Y de cuándo datan los primeros peregrinos que llegaron a la ciudad compostelana? Pues se sabe que los primeros peregrinos documentados que llegaron a Santiago provenientes de más allá de los Pirineos fue un sacerdote alemán (930) y la comitiva del obispo de Le Puy Godescaldo en 950.

El Camino a su paso por Melide

TH.El peregrino tras pernoctar en Palas de Rei partirá en dirección al próximo núcleo municipal, la localidad de Melide. Es Melide, la encargada de dar la bienvenida al caminante a la provincia de A Coruña, pero antes de adentrarse en el centro del pueblo a hacer la que ya se supone una parada obligatoria para probar el pulpo á feira, el caminante se topará con Leboreiro que ofrece la visita a una magnífica iglesia erguida bajo los cánones del arte románico. Pasado Leboreiro y tras un agradable paseo entre forndosos árboles sorprenderá al peregrino el puente medieval de Furelos que salva el cauce del río Seco. Salvado éste río toca subir hasta el núcleo urbano, donde el peregrino podrá disfrutar de la portada románica de la iglesia de San Pedro, ancastrada en la actual capilla de San Roque erigiéndose a su lado uno de los cruceros más antiguos de Galicia, obra gótica del siglo XIV que muestra la influencia del Maestro Mateo. Dos son las joyas arquitectónicas de Melide: la iglesia de Sancti Spiritus y el templo de Santa María de Melide.

Leyenda de la reina Lupa


TH. Una vez en Galicia los discípulos de Santiago, dice la tradición, que pidieron permiso a la reina Lupa, reina del lugar, para enterrar el cuerpo del apóstol. Ésta tras intentar engañarlos varias veces, los envía a Duio (Fisterra) donde son arrestados y luego puestos en libertad por un ángel, también al Pico Sacro para uncir a unos bueyes, que en realidad se trataban de toros bravos, al carro que trasladaría los restos del apóstol Santiago.
Lupa al ver como los dos discípulos superan todos sus numerosos obstáculos con la ayuda de Dios dejó que los restos del ápóstol descansaran en un mausoleo en el monte Libedrón, donde en el año 822, aproximadamente, el eremita Pelayo ve unas luminarias y descubre los restos del apóstol. Tras ello el rey Alfonso II el Casto peregrina desde Oviedo a Santiago, creando así la primera de las rutas de peregrinación a Compostela que se trata del conocido hoy en día como Camino Primitivo. Su sucesor: Alfonso III, erige una basílica menor, más tarde los restos del apóstol desaparecen hasta 1879, es aquí cuando se confirma su autenicidad. Desde el año 1884 la cripta de Santiago es accesible a los fieles.

lunes, 9 de agosto de 2010

La flecha amarilla


TH. Muchos de ustedes se preguntarán por qué a lo largo del Camino es un flecha de fuerte color amarillo la que nos guía en nuestra peregrinación a Santiago de Compostela. La respuesta proviene de don Elías Valiña, cura de O Cebreiro, y persona a la que hoy en día debemos que la Ruta Jacobea siga existiendo. Fue Elías Valiña el que con su coche se dirigió hasta la localidad navarra de Roncesvalles para desde allí, y con la pintura sobrante que le iban donando de la construcción de las carreteras, ir marcando a través de flechas amarillas el Camino a Santiago.

Un peregrino siciliano del siglo XVII

TH. Existe y se conserva una nota del siglo XVII que deja constancia de cómo se atendía espiritualmente en Compostela al peregrino, tanto por eclesiásticos como por seglares. La búsqueda de un capellán de coro, que conocía el italiano para auxiliar al extranjero en sus últimos momentos, y esa intervención de un artesano fabricante de picheles después de su fallecimiento, nos dejan esta nota que nos permite vivir un acontecimiento pasado:
En el Libro 2 de Bautizados, Casados y Difuntos de la parroquia de San Félix de Solobio, en el folio 277, que el 24 de febrero de 1649 "murió en una casa del Preguntorio un peregrino siciliano llamado Thomas. Confesolo Jardón, capellán del Choro, que sabe la lengua". Se enterró dentro de la iglesia de San Fiz. "Tenía unas medallas y unas estampas que llevó Pedro de Amoneiro, pichelero, para decirle misas. Hásele de pedir quenta dellas".

El Camino Francés a su paso por Palas de Rei


TH. Tras partir bien temprano por la mañana de Portomarín y cruzar el río Miño a través de un estrecho puente de hierro, el peregrino pone rumbo a su siguiente parada, Palas de Rei. Después de 25 kilómetros de caminata el caminante se adentra en el concello de Palas de Rei por el lugar de Portos pasando por Lestedo. Aquí, en Lestedo, el pererino podrá disfrutar de la visita a la iglesia de Vilar de Donas uno de los ejemplos más conocidos del arte gallego de todos los tiempos y que esconde pinturas murales. Otro ejemplo de aquitectura religiosa en este concello es la iglesia de Fontecuberta. Rebasada esta  localiad al caminante sólo le queda poco a poco ir adentrándose en la capital municipal, donde se encuentra la moderna iglesia de San Tirso que conserva intacta una portada románica del siglo XII. A la salida de Palas de Rei, un nuevo desvío conduce al peregrino al castillo de Pambre, una visita muy recomendable.

jueves, 5 de agosto de 2010

¿Cuánto dinero se necesita para hacer el Camino?


TH. Esta pregunta que se suele hacer, por lo general, toda persona que se plantea recorrer el Camino a Santiago, la verdad, es complicada de responder si se pretende dar una cifra exacta, ya que el gasto diario depende de lo que cada uno se quiera gastar. Por lo general y como informa La Voz de Galicia en un reportaje sobre el gasto medio que realizan los peregrinos por persona y día, el caminante suele gastar entre unos 20 o 30 euros diarios entre comida, albergues o pensiones, en caso de no tener plaza, y algún que otro producto para las dolencias peregrinas o las tan temidas ampollas. Pero ya se sabe, no hay nada estipulado y menos en el Camino ya que esta experiencia es a razón de cada uno hasta en lo que uno se gasta al día.

El Camino Francés a su paso por Portomarín


TH. Tras salir del que para muchos es el punto de partida en su Camino hacia Compostela: la villa jacobea de Sarria, la localidad de Portomarín será la siguiente parada para el peregrino, donde después de recorrer casi 23 kilómetros el caminante pasará la noche y descansará para la siguiente etapa que lo guiará hasta Palas de Rei.
Para llegar a Portomarín el peregrino se encontrará con una fuerte bajada, dura para las rodillas después de tantos kilómetros, que lo encaminará hasta las riberas del río Miño. Continuará por el puente que salva el embalse de Belesar desde donde, si el nivel de las aguas lo permiten, se podrán contemplar los arcos del antiguo puente sobre el río Miño del siglo XII. En Portomarín son de riqueza artística y monumental las iglesias románicas de San Pedro y San Nicolás, ésta última construída por un taller de discípulos del Maestro Mateo a finales del siglo XII.

Los Años Jubilares


TH. Los Años Santos Compostelanos o también denominados Años Jubilares tienen su origen en las indulgencias especiales que se le concedían a los peregrinos que caminaban a Santiago ya en la Edad Media. Los Años Santos se celebran según una secuencia de 6, 5, 6 y 11 años, es por ello que después de este Año Santo 2010 tendrán que pasar 11 años hasta el próximo Año Jubilar en el 2021. Esta estructuración temporal se debe a los años bisiestos. A lo largo de todo el siglo XX la ciudad compostelana llegó a vivir 14 años Jubileos. Existe un caso curioso y es que el año 1938 se trata de la única excepción en el que el Vaticano autorizó una prórroga de la celebración debido a las dificultades que la Guerra Civil planteó a muchos peregrinos.

miércoles, 4 de agosto de 2010

El Camino Francés a su paso por Sarria


TH. Sarria se trata de una localidad clave en el Camino Francés, ya que ésta es el punto desde donde los peregrinos recorren los 100 últimos kilómetros necesarios para conseguir la preciada compostela. El peregrino entra en Sarria por la zona nueva para abandonarla tras atravesar su apetecible casco viejo. No sin antes subir la escalinata, dura para muchos que vienen caminando desde antes, que introduce al caminante la majestuosa rúa Maior que luego, como si de un embudo se tratase, lo guiará a la salida del pueblo. Tras dejar atrás el núcleo urbano de Sarria el caminante seguirá hasta su siguiente parada: Portomarín, pero no sin antes haber parado en la románica iglesia de Santiago de Barbadelo, una auténtica joya del Camino, donde el peregrino también puede pasar la noche en el albergue público (arriba en la foto) de Barbadelo.

Un Santiago peregrino de época medieval


Artigos Xacobeos e Composteláns
Fermín Bouza-Brey Trillo
Xunta de Galicia. 1993

TH.Con motivo de unas obras efectuadas en la iglesia de Carreira, en el ayuntamiento de Zás provincia de A Coruña,  por 1990 aparecía una curiosa imagen del apóstol Santiago Zebedeo, que se cree ser la primitiva del lugar.
Esta pieza de piedra caliza mide menos de un metro de altura y se compone de dos trozos, uno de ellos formando el busto y el otro el resto del cuerpo. La cabeza de Santiago apóstol aparece descubierta, sin sombrero alguno y que jamás debió de tener ya que cuenta con una cabellera larga, con raya al medio, cayendo en dos bandas ondeantes hacia atrás sobre hombros y espalda. La barba de bucles muy cuidados se confunde, al parecer, con el bigote que baja sobre ella en ondas pronunciadas. Viste túnica descotada, cerrada por botones en la parte superior, con ligero ornato floral al borde del escote; cuya túnica cae en pliegues verticales tubulares pudiéndose ver solamente los dedos de los pies. Una ligera capa, sostenida por los hombros, deja ver las manos, de las cuales, la derecha sostiene larga filacteria en la que debió estar pintado letrero alusivo al Santo y a la izquierda empuña bordón cuyo remate se halla roto.  Desde el hombre derecho de la efigie cuelga de una correa, hasta la altura del muslo izquierdo, la escarcela.
Por la ausencia de atributos, salvo la escarcela, y por su indumentaria, anterior a la moda de vertirle de romero se entiende que esta imagen de Santiago puede datar de los comienzos del siglo XIV.

Peregrinos famosos del siglo VXIII

TH.Existen hoy en día cantidad de personajes  famosos que de algún u otro modo han peregrinado a Santiago de Compostela, pero si echamos la vista atrás, al siglo XVIII, ¿qué peregrinos famosos llegarían a Compostela?

Un ejemplo, de tantos, es el escritor Torres Villarroel de agitada vida e ingeniosas obras. Don Diego de Torres se cree que vino a Santiago siendo ya catedrático de Matemáticas en la Universidad de Salamanca y gozando también de un renombre especial, según correspondía al satírico autor de los almanaques rotulados "Gran Piscator" y que acredita el relato siguiente:

"Comiendo con el Sr. Arzobispo D. Diego de Torres (que vino en peregrinación a Santiago) le dijo su ILMA. que dijese algo a D. Thomás su médico y de la Ciudad y Cavildo; y era uno de los que asistían a la mesa convidado. Y respondió D. Diego de repente con esta décima:

Con la Santa bendición,
que V.S he merecido.
todo el fin he conseguido
de mi peregrinación.
Conseguí la Absolución,
lo que no creí jamás.
Y para lograr lo más
que es el Cielo, en que me fundo,
sólo resta que del Mundo
me despache Don Tomás"
Este Don Tomás, médico, era D. Tomás Velasco y la anécdota fue consignada por dos curiosos en sendos manuscritos de la Biblioteca universitaria de Santiago y recogida por D. Salvador Cabeza de Léon.

martes, 3 de agosto de 2010

La fama del Camino Francés

TH.El Camino Francés se trata de la Ruta más conocida y practicada de las nueve existentes. También cabe decir, que cada vez más gente intenta escabullirse de las aglomeraciones apoyando a los otros ocho Caminos que cruzan Galicia. Bueno, pues según dicen: la fama tiene un precio, y este precio de la fama es el Camino Francés el primero en pagarlo. Ser la Ruta Jacobea más conocida y pateada de todas conlleva que en momentos como esta época estival se observen peregrinos por los senderos de esta Ruta como si a borbotones estuviesen saliendo, creando así estampas que nunca terminan de sorprender. Y es que en momentos en los que el Camino se estrecha un poco los peregrinos llegan a tener que caminar en fila de a uno lo que hace que perderse llegue a ser imposible.Dicen algunos, que para recorrer el Camino Francés sólo es necesario seguir la fila. Como todo, tiene su parte de razón pero también de exageración.

Conocer algo más de Santiago

TH.El Concello de Santiago sacaba adelante, hacia el mes de septiembre del pasado año, un nuevo proyecto, se trataba de la publicación de una guía, editada por la concellería de A Cidade Histórica e Rehabilitación, que permite recorrer y descubrir la muralla medieval de la ciudad, de la cual hoy en día, ya pocos restos quedan.


Pueden adquirir un ejemplar por persona de A Cerca da Cidade, nombre que le dan a la guía, tanto en la Oficina de Información municipal como en la Oficina de A Cidade Histórica e Rehabilitación. Con esta guía en sus manos, en aproximadamente una hora, podrá descubrir el sentido de la muralla, conocer sus vestigios y el trazado mediante unas señales circulares colocadas en el suelo, de color rojo y 9 cm de diámetro que le indican la dirección e ilustrar su influencia en la ciudad a través de historias y anécdotas. Además esta publicación se ofrece en varios idiomas: gallego, español e inglés. Es una buena oportunidad para aquellos que son de la ciudad y también para los que no lo son de descubrir más a cerca de la Santiago y su historia.

Y al llegar a Santiago

TH.Tras tan duro esfuerzo el peregrino al llegar a Santiago, a tan apreciada meta, por lo general, además de donde dormir, comer o tomarse un albariño, suele interesarse por varios puntos de interés turístico y esos son, según informadores de la Oficina de Información Turística de Santiago de Compostela, obviamente, la Catedral y su museo, el Museo de las Peregrinaciones y de Santiago, el mercado en la Plaza de Abastos, el Museo do Pobo Galego y el Camino de Fisterra. En la oficina se recomienda, además, la visita al Colegio de Fonseca, Rúa do Vilar e Rúa Nova, la universidad, el Centro Galego de Arte Contemporánea, Galicia Dixital, Convento, Iglesia y Parque de San Domingos de Bonaval, la Alameda,… lo demás, que aún queda, a criterio de cada uno.

lunes, 2 de agosto de 2010

Cantores ciegos en la Puerta Santa


TH.Se sabe y hay documentos, como el grabado superior a este texto, que en los años jubilares del siglo XIX fue costumbre que cinco ciegos cantores, en el atrio que se extiende entre la Puerta Santa y la reja que da a la plaza de la Quintana, estuviesen allí entonando canciones alusivas al Apóstol Santiago y a sus milagros.
Santiago Taffal, ilustre capitular, realizó estudios sobre esta costumbre y pudo escuchar al anochecer del 31 de diciembre de 1868 y tener lugar la apertura de la Puerta Santa a estos cinco cantores entonar sus temas.
La costumbre continua durante los próximos años jubilares como 1875, 1880, 1886 y también el extraordinario celebrado en 1885, en 1897 se pierde definitivamente.
Arriba un impreso que lleva por cabeza un grabado en madera del Apóstol y que contiene los Villancicos que cantan los ciegos delante de la Puerta Santa a la Bienvenida del Apóstol Santiago en este año del Jubileo, se cree que fecha del año 1852.

El vino en el Camino de Santiago


Texto: Francisco Singul
Fotos: José Salgado
Apecsa. 2010

TH.En esta vigésimo quinta edición de la Asociación de Periodistas y Estudiosos del Camino de Santiago (Apecsa) el historiador Francisco Singul narra bajo papel reciclado la historia del vino en Galicia desde sus orígenes, pero no sólo centrándose en la comunidad gallega si no que se extiende a todo el Camino de Santiago. Esta obra de lectura entretenida y dinámica está acompañada de las fotografías de José Salgado fotógrafo conocedor del Camino de Santiago.